misaki-takahashi-esp

Hablando de Fans

Había muchas cosas que amaba, una de esas cosas era The☆Kan, y le alegraba muchísimo poder vivir para verla, también había tenido la suerte de conseguir, con esfuerzo, coleccionables, y la más reciente, ir a la firma de autógrafos, aun con el acoso de Usagi-san, él se divirtió mucho, ya que a pesar de llevar a personas que no entendían que estaba pasando, fue con su cómplice, Tōdō, quien le comprendía en muchos sentidos.

Misaki

 Ahora estaba de nuevo juntando calcomanías, para ganarse una figura especial autografiada, no es que no tuviera elementos autografiados anteriormente, pero su fan interior no podía dejar de pasar esa oportunidad, estamos hablando de una figura especial The☆Kan, autografiada por Ijuuin-sensei, él no podía pedir más, para el gran descontento de Usagi-san.

Kyou

El lugar estaba lleno. Cientos de fanáticas (y unos cuantos fanáticos) estaban esperando en la librería Marimo el resultado de la rifa de la figura de edición especial de The☆Kan, y para que todo fuera real, a Ijuuin se le indicó que debía firmar la caja de la figura en frente de sus fans.

Sin embargo, el día anterior, se había quedado despierto para terminar el manuscrito de la siguiente edición… Su cabeza solo asentía a lo que fuera que los editores y el personal de ventas de Marukawa, mientras su mente pensaba en el desastre de la página doble del final del capítulo…

Los fans lo iban a odiar, y le abandonarían con su tonta figura de colección.

"Yo… no voy a salir."

Todo el personal de Marukawa y de Marimo frenó en seco. nadie esperaba que Ijjuin fuese a hacer algo así… a 10 minutos de iniciar el evento!

Misaki

Había conseguido ir a la firma de autógrafos, estaba tan emocionado, no solo para ver a Ijuuin-sensei en persona… de nuevo, sino porque iban a sortear esa figura, su vena fanática estaba excitada, esta vez puedo asistir sin su acosador personal, pero estaba seguro que pronto se aparecería de la nada para llevarlo a casa.

No se sentía intimidado a pesar de que la mayoría de las personas reunidas en la librería eran mujeres.

Su emoción creció mientras el tiempo se aproximaba.

Kyou

Diez minutos habían pasado, y el evento no empezaba. Las fans empezaron a murmurar, tratando de pensar en qué podría haber pasado, para retrasar el evento así. El personal de la librería salió a calmar las ansias de los asistentes. Detrás del stand principal, su editor Ishi, trataba sin éxito de hacerle entrar en razón, pero nadie daba con el chiste de por qué estaba tan perdido.

"Déjenme solo…! Igual, ya defraudaré a mis fanáticos con esas ilustraciones de baja calidad!"

Ishi seguía intentando hacerle entrar en razón, mientras alguien se escabullía hacia la multitud.

Y ese alguien sabía que Misaki podría estar hoy en el evento. Tanto por que se aseguró de encontrar su nombre en el listado de participantes de la rifa.

Una mano salió de “la nada”, agarrando a Misaki, y llevándolo detrás del stand.

"Chibi-tan!"

Misaki

Cuando la hora de inicio había pasado, Misaki empezó a preocuparse, después de todo estaba al tanto de las etapas depresivas de Ijuuin-sensei, viendo como otros fans estaban viendo a todos lados confundidos y murmurando entre.

- ¿Qué habrá pasado? - susurró una pregunta, viendo como los trabajadores trataban de tranquilizar el ambiente, sin embargo, no puedo completar sus pensamientos, cuando alguien le agarro del brazo y lo arrastro consigo.

- ¡Chibi-tan! - dijo alguien muy entusiasta, y él conocía bastante bien, casi quiso gemir por su suerte.

- Hola - murmuró con una sonrisa forzada, percatándose que Isaka-san no era él único en la habitación.

Kyou

Rápidamente Isaka señaló hacia la mesa donde estaba Kyou, sentado junto a Kirishima, Ishi y Yukina de Marimo. - Necesitamos tu ayuda nuevamente, como hace algún tiempo. ¡Ve! -

Y sin ninguna seña de duda lanzó a Misaki hacia la esquina donde la mesa estaba.

Kyou se puso de pie, manos encogidas en puños, muy cerca de insultarlos a todos. Su depresión estaba a tope, y lo único que quería hacer era salir de ahi, pero, la presencia de alguien nuevo hizo que su ira tomara una pausa, mas que todo por la sorpresa. Era una figura que él ya había reconocido en unas cuantas oportunidades…

Era quien le había ayudado en su bloqueo pasado…

Y ahora aparecía casi que como un ángel en el momento preciso.

"Tu… T— Takahashi-kun…?"

Misaki

Fue aventado de manera ruda hacia una mesa, donde se encontraba su mangaka favorito, quien parecía ser engullido por oleadas de depresión, él tartamudeo cuando le diviso.

- Ijuuin-sensei - saludo de manera nerviosa, mientras miraba a todas partes y apretando de la esquina el suéter que traía para la ocasión.

Kyou

Ignorando a los demás, Kyou se acercó a Misaki, sacando su celular y mostrando una foto de su última ilustración, la que le estaba causando más de una preocupación. El dibujo en cuestión mostraba una exquisita cocina, donde a lo mejor, The☆Kan tendría que iniciar una nueva aventura.

"Takahashi-kun," Llamó Kyou nuevamente la atención del muchacho. "Mira muy bien esta ilustración. No me gustaría adelantar parte de la historia, pero… Sabes que The☆Kan ahora iniciará una nueva aventura. ¿Qué te parece este nuevo escenario?"

Mentalmente se regañaba por mostrar los famosos ‘spoilers’ a su fan y ávido lector, pero es que en realidad necesitaba una palabra de aliento.

Su mano libre desesperadamente tiraba de su cabello mostrando la ansiedad que crecía dentro de él. Su respiración era rápida y corta, y su voz era baja, casi como un murmullo.

A Ishi y Kirishima obviamente no les gustó el gesto de Kyou, inmediatamente replicando que lo que hacía era una locura.

"¡Silencio!" Replicó en un tono alto, que hizo que los otros guardaran silencio, no queriendo llamar la atención de los fans que aun esperaban por él.

"Takahashi-kun, este evento depende de tu respuesta clara y honesta."

Misaki

El castaño miró un poco asustado a Ijuuin-sensei, intercalando miradas de interrogación con las personas que estaban reunidas en el lugar, especialmente Isaka-san, quien solo le dio su sonrisa escalofriante.

- Hum… - tartamudeó tomando vacilante el celular para verlo mejor, lo primero que noto fue una cocina, su vena fan inmediatamente salto al reconocer el estilo, inmediatamente se enfoco en los detalles, toda la información que podía intuir de solo observarlo.

Los brillos que salían al tener algo nuevo en sus manos inundaron el lugar, y la sonrisa estúpida empezó a formarse en su rostro.

- Es fantástico, ¿es del nuevo número? - pregunto con los ojos grandes y brillantes, llenos de ilusión.

Kyou

- Lo es, - Respondió, tratando de poner la mejor sonrisa, aunque sus ojeras no le ayudaban a hacer más dulce su expresión. - ¿Tú crees que este escenario es decente? Porque… - Luego pausó, y se levantó, mirando hacia fuera, viendo a los fanáticos impacientes y algunos molestos. - No quiero defraudar a nadie. Nunca. Y tu eres el vocero de todos ellos, Takahashi-kun.

Kyou volvió a sentarse, tomando el teléfono consigo y mirando a Misaki, sus manos juntas, refregándose la una contra la otra, mostrando su expectativa por la respuesta. - Yo no soy el mejor, pero trabajo por mis fans, por los asistentes, por el equipo de Marukawa… y por mí. Takahashi-kun. Una sola frase… Y soy todo tuyo, y de los fans. -

Misaki

El castaño no sabia que hacer, volvió a sentirse incomodo.

- Hum, yo creo que Ijuuin-sensei es genial, y realmente, realmente debería salir ahora, los fans amamos lo que hace, si no, no hubiéramos venido - dijo rascándose nerviosamente la mejilla, tratando de que sus mejillas no se sonrojen.

Kyou

- ¿Y tú, Takahashi-kun? - Kyou ahora miraba a Misaki al rostro, buscando sus ojos esmeralda. - Habla por ti, no por ellos. -

Por alguna razón, Kyou buscaba tener una respuesta parecida a la que Misaki le dio cuando se encontraron la primera vez. Para asegurarle al otro que tenía su atención, movió su desordenado cabello hacia un lado, revelando su expresión más cautivadora. - ¿A ti te gusta lo que hago? ¿Podría decir que encuentras a este mangaka digno de admiración o de amor?

Misaki

- ¿De que habla?, yo lo amo - exclamó moviendo sus manos agitadamente, tratando de hacer llegar su mensaje de una vez por todas - amo todo su trabajo y esfuerzo - cruzando sus manos, y montones de brillos inundaban el lugar, su fan interior mostrándose al mundo en toda su gloria.

Kyou

Su sonrisa se empezó a dibujar mientras Misaki le respondía, su preocupación era disipada por la confesión del joven fan y mientras él terminaba de hablar, se ponía de pie, mirando a su equipo de trabajo.

- Muchachos, no hay que hacer esperar a los fans. Y tu, Misaki, te has ganado el lugar más especial en mi corazón. Hace un tiempo, cuando había tocado fondo, me ayudaste. Y hoy lo has hecho una vez mas. Gracias a ti, podré interactuar con los fans. ¿Quieres acompañarme afuera o vas con el resto de asistentes? -

Misaki

Misaki estuvo feliz cuando Ijuuin-sensei parecía estar bien de nuevo, y un suspiro de alivio salio de sus labios.

- No se preocupe sensei, tengo que esperar junto con los otros fans - dijo calmado, tratando de mitigar su emoción, e ignorando una parte de su cerebro que le parecía extraña cierta información.

"Deben ser imaginaciones mías" dijo en su mente, asi que despidiéndose se incorporo de nuevo a la bola de fans que esperaban mas que ansiosos que el evento iniciase.

Kyou

- Está bien. - Kyou respondió con esa misma sonrisa decorando su rostro. - Pero por favor, espera a que termine el evento en el café maid que está a un par de cuadras de aquí. Podremos tomarnos algo juntos.

Sin dar una oportunidad a Misaki de replicar o protestar, se alejó de él, yendo hacia Kirishima.

- ¡Empecemos esto, Zen, ya hemos hecho esperar a la gente! - Pasando al lado de Yukina, Kyou hizo presencia en el stand, desatando la euforia colectiva de las fans. - Bienvenidos a todos, y me disculpo por mi demora. Quería asegurarme de que todo estaba bien para que este evento salga lo mejor posible. ¡Gracias por su asistencia! -

Todos los fan estaban extasiados, incluyendo al propietario de la librería Marimo, quien era un reconocido fan del manga, en especial de The☆Kan.

Misaki

El castaño se quedo un poco inquieto al gesto del sensei, pero trato de ignorarlo, aun cuando existía una pequeña punzada de algo en la parte trasera de su mente, lo dejo ir, cuando la fila se reanudo, y los fans empezaban a avanzar, su entusiasmo volvió, pero aun pensando en la petición de Ijuuin-sensei de ir al café maid después del evento, sería grosero rechazarlo, pero al mismo tiempo había esa sensación incomoda, realmente no sabía como actuar.

Su turno para recibir el autógrafo llegó, demasiado pronto en su opinión, pero su entusiasmo no disminuyo, ahora solo faltaba saber quien era el ganador de la figura de colección.

Kyou

La figura fue traída a la mesa por Ishi, dejada en frente de Kyou. El tomó la caja con cuidado y con un marcador, plantó su firma, con un dibujo rápido de The☆Kan y un “I love you”. Los fans se volvieron locos, y pidieron que el sorteo se hiciera tan rápido como fuera posible.

Una bolsa de tela fue puesta ahora en frente de él, que contenía todos los números de los participantes. Un pequeño sonido de redoblante anunciaba que el ganador se conocería pronto…

Kyou introdujo su mano en la bolsa y luego de revolver el contenido tomó un papel y lo trajo cerca de si.

- Ok… el ganador o ganadora de esta rifa especial de esta figura, y de un libro compilado de los mejores capítulos de la serie es… ¡El número 1648! -

Misaki

El ojiverde vio emocionado el momento en firmaron la caja, y estaba completamente absorto cuando Ijuuin-sensei saco el número ganador de la bolsa, además de un premio extra que nadie conocía, el tomo recopilatorio.

- ¡El número 1648! - anunciaron al ganador, e inmediatamente los fans revisaron sus boletos, para verificar sus números, el castaño hizo lo mismo, en donde se encontró con la sorpresa de que era el mismo, se talló los ojos solo para verificar que no estaba viendo mal.

- Aquí - alzo la mano cuando comprobó de que realmente tenia ese número, hoy realmente era un día de suerte.

Kyou

Kyou se puso de pie para buscar a quien reclamaba el premio como suyo, sus ojos oscuros moviéndose de un lado a otro, con una expresión llena de curiosidad y expectativa. Solo hasta ver la mano alzada, se dio cuenta de que era Misaki… y luego de mostrar su sorpresa, no pudo evitar el sonreir con confianza, mientras las fans babeaban por el mangaka.

- ¡Acércate, para que todos te vean!

Tomando los premios, Kyou saltó del pequeño escenario montado y paso por los fans, tratando de llegar con el ganador de la rifa. Las chicas le tocaban, no lo querían dejar pasar, pero sosteniendo los premios en una mano y haciendo señas con la otra o saludando a los desesperados fans que parecían actual como si él fuese una estrella de rock. Sin embargo, muy lentamente, se hizo camino hasta el estudiante.

- Parece que era difícil que pudieras llegar hasta la mesa. ¿Puedes por favor mostrar tu número para que todos vean que eres en realidad el ganador?

Misaki

El castaño mostró su número con un poco de recelo, después de todo, hace nada estaban los demás un poco emocionados tratándolo como muñeco de trapo, Ijuuin-sensei se acercó, tomo el cupón y mostró el número.

La emoción se sentía hasta sus huesos, cuando se verifico que era legitimo.

Kyou

Obviamente algunos criticaron, pero otros celebraron, aplaudiendo a Misaki por el premio obtenido. Kyou tomó la mano del castaño y lo llevo de vuelta a la mesa, donde le entregó sus premios y le dio un abrazo. Aunque obviamente, dicho abrazo demoró más de lo “normal”.

- Tienes mucha suerte, Takahashi-kun… ¿O será algo del destino? Me inclinaría por lo último, ya me has ayudado mucho y no te había recompensado.

Misaki

Sintiendo que ese abrazo estaba durando demasiado, y que Ijuuin-sensei estaba demasiado cerca para su comodidad, además de que tenia público, en los cuales había personas que lo miraban con odio, molestia, o en el caso de Isaka-san, con una gran sonrisa, ¡Oh no!, quien sabe que le dirá a Usagi-san cuando tenga oportunidad.

- Si bueno - murmuró nerviosamente tratando de alejarse del mangaka, quien le soltó demasiado lento.

Kyou

- No puedes irte aun, creo que Zen e Ishi tienen que tomar tus datos, y algunas otras fotos, - Señaló Kyou al fotógrafo que les capturó en el momento de la entrega (y quien sabe qué otro momento), y luego a los que nombró, quienes esperaban a Misaki para hacer unas preguntas. - Recuerda que te estaré esperando, Takahashi-kun. Aunque… Te veo un poco nervioso. - Soltando lentamente a Misaki, el mangaka le ofreció una sonrisa al castaño. - No estés así. Me gustas mucho, entonces me gustaría que saliéramos juntos.

Misaki

Muy bien, su buena suerte acaba de terminar, debe ser la ley de Murphy y todo eso, el no puede explicarlo, pero el escalofrió que recorrió su espalda era un mal presentimiento, uno muy malo, pero cuando su mangaka favorito le dejo, sintió que el aire volvía a circular en sus pulmones y las palabras del pelinegro por fin fueron procesadas por su cerebro.

"Quizás yo este dándole muchas vueltas al asunto y veo cosas que no son" intentó tranquilizarse mentalmente, aun cuando le hacian preguntas y llenaba un formulario para el recuerdo de Marukawa y Marimo.

Kyou

El evento terminó sin complicaciones, Kyou dio sus autógrafos a los fans y se tomó fotos con muchos de ellos. El personal de Marimo y Marukawa estaban contentos ya que después de todo, pudieron hacer que el mangaka se moviera y que participara.

El de cabellos oscuros pidió a Ishi que enviara todos los regalos a su casa y casualmente salió de Marimo, conversando con Kirishima sobre temas sin importancia y de futuros proyectos, como el regreso de un personaje que la gente amó mucho.

Se detuvo frente al maid café y de despidió del editor en jefe de Japun, insistiendo en tener el resto de la noche libre pasa sí mismo y entró al mismo, buscando una mesa para dos. Luego, pacientemente, esperó por Misaki.

Misaki

Al terminar los interrogatorios y los papeles, el castaño estuvo muy tentado de regresar a casa, pero no podía ser tan grosero para dejar a Ijuuin-sensei esperando, asi que se encamino con su suerte, y llego al Maid café, que lucia mas solo que nada. 

Entro tímidamente, mientras divisó en una esquina a Ijuuin-sensei, esperando.

- Ijuuin-sensei - llamó, acercándose lentamente. 

Kyou

- ¡Takahashi-kun! - Exclamó con regocijo, mostrando una actitud completamente diferente a la que tenía cuando estaba al borde del colapso antes del evento. Kyou se puso de pie y le ofreció una silla a Misaki para que le acompañara. - Espero que no te moleste venir a un lugar así. Es frecuente para mi, ya que encuentro con quien hablar, y muchas veces las ideas para The☆Kan salen cuando disfruto los productos de este café.

Kyou llamó a una de las maids, aclarando que ya estaba listo para pedir. - Para mi un te verde, extra fuerte, y unas galletas de jengibre. Y para mi acompañante… Lo que él desee pedir.

Mirando a Misaki, el mangaka era solo sonrisas, invitándolo a ordenar lo que fuera del lugar. - Es solo una invitación para charlar y conocer mejor a quien me ha ayudado tanto.

Misaki

Se sintió un poco más relajado, Ijuuin-sensei parecía menos depresivo y extraño, y se relajo solo un poco.

- No se preocupe - dijo un poco más tranquilo, a el le encantaba The☆Kan, y estar en un lugar donde posiblemente nacieron ideas para su biblia, era una clase de paraíso, él era feliz de estar aquí - Para mí, quiero un Té Chai y un pastelillo de chocolate - dijo amablemente.

La maid se retiro con una reverencia con sus pedidos.

Kyou

- Espero que estés muy contento con tu premio. Es algo que un fan como tu se merece. Por favor, salúdame a tu amigo también, y enviále este pequeño obsequio de mi parte. - Sacando una pequeña figurilla, Kyou se la dio a Misaki, para que compartiera algo de su dicha con Toudou, su amigo y también fan de la saga de Ijuuin.

- Misaki, me comentan que, aunque trabajas medio tiempo en Marukawa, tus estudios son economía. ¿Es cierto esto? - Cuando la orden estaba servida, tomó un gran sorbo de su té, y volvió su mirada nuevamente al joven, y rápidamente esta se perdió en los cabellos castaños de él. Su mano, estirada, alcanzó la cabeza de Misaki, y le revolvió los cabellos en una manera gentil. - Eres un chico muy inteligente, y te admiro por ello. También eres conocido por tu buen desempeño en la editorial y te tienen mucha confianza. Es por esto, que te tengo una propuesta. Bueno… en realidad son dos.

Su sonrisa suave dibujaba en su rostro algo de malicia, pero se disimulaba muy bien con sus ojos medio abiertos sobre Misaki. - La primera, consiste en… Pedirte que me acompañes a la reunión anual de autores y editores de manga de Marukawa. Será en un lujoso hotel, pero puedo proveerte de un traje, si no lo tienes.

Misaki

- Si, estoy muy feliz, estoy seguro que a Tōdō le encantará - respondió con una sonrisa, mientras tomaba la figura y la guardaba - y si, estoy estudiando Economía en la Universidad de Mitsuhashi - dijo mientras la Maid dejaba sus pedidos, su primer bocado fue para el pastelillo, mientras Ijuuin-sensei aprovecho para acariciarle la cabeza, acción que volvió a hacer sonar sus alarmas, y trato de enfocar las palabras que salían de la boca del escritor, mientras tan suave y disimuladamente se alejaba de la mano porque lo hacia un poco incomodo.

- Tengo traje - contestó, recordando la colección que le había regalado Usagi-san no hace mucho - y una reunión de autores y editores de manga debe ser genial, pero, tengo que asistir a la reunión de autores y editores de Literatura de Marukawa, tengo un trabajo escolar que hacer - en parte era verdad, pero estaba seguro que aunque no tuviera tarea, se vería arrastrado a esa reunión si Isaka-san quería que Usagi-san se presentará en dicho evento, eso, y que posiblemente el autor no lo dejaría en un lugar así en compañía de Ijuuin-sensei, de hecho, estaba seguro que si se enteraba que estaba aquí solo con el mangaka, estaría tratando de llegar a su encuentro y marcar un poco el territorio.

Kyou

- ¿Literatura? - Al principio se notó algo sorprendido… Misaki no trabajaba con Kirishima en manga? En un silencio algo largo, Kyou recordó… la causa de su rechazo a la invitación. - Oh, ya veo. Esto es por Usami-sensei. Por un momento olvidé que existía. -

Tomó una de las galletas y la comió, pensando en más formas de tener a Misaki cerca, así fuera por un rato… pero igual, no había aun presentado su segunda propuesta.

- Bueno, creo que entonces no se podrá lo del evento. Es una lástima. Pienso que es en el mismo hotel, así que buscaré la forma de escaparme de Zen y saludarte un rato en la otra reunión. - Tomando algo de su bebida, dejó ese tema de lado, y continuó - Mi segunda propuesta es simple. Como sabes, The☆Kan es mi obra maestra, con bastantes años en el mercado. Eso me ha permitido tener un ingreso estable y un ahorro. Será que tu como economista, ¿podrías trabajar para mi, ayudándome a organizar mis finanzas? Tengo una oficina en mi apartamento que puedes usar, con un computador disponible. Son cosas que no uso mucho, casi siempre trabajo en la sala, junto a mis asistentes.

misaki-takahashi-esp

Hablando de Fans

Había muchas cosas que amaba, una de esas cosas era The☆Kan, y le alegraba muchísimo poder vivir para verla, también había tenido la suerte de conseguir, con esfuerzo, coleccionables, y la más reciente, ir a la firma de autógrafos, aun con el acoso de Usagi-san, él se divirtió mucho, ya que a pesar de llevar a personas que no entendían que estaba pasando, fue con su cómplice, Tōdō, quien le comprendía en muchos sentidos.

Misaki

 Ahora estaba de nuevo juntando calcomanías, para ganarse una figura especial autografiada, no es que no tuviera elementos autografiados anteriormente, pero su fan interior no podía dejar de pasar esa oportunidad, estamos hablando de una figura especial The☆Kan, autografiada por Ijuuin-sensei, él no podía pedir más, para el gran descontento de Usagi-san.

Kyou

El lugar estaba lleno. Cientos de fanáticas (y unos cuantos fanáticos) estaban esperando en la librería Marimo el resultado de la rifa de la figura de edición especial de The☆Kan, y para que todo fuera real, a Ijuuin se le indicó que debía firmar la caja de la figura en frente de sus fans.

Sin embargo, el día anterior, se había quedado despierto para terminar el manuscrito de la siguiente edición… Su cabeza solo asentía a lo que fuera que los editores y el personal de ventas de Marukawa, mientras su mente pensaba en el desastre de la página doble del final del capítulo…

Los fans lo iban a odiar, y le abandonarían con su tonta figura de colección.

"Yo… no voy a salir."

Todo el personal de Marukawa y de Marimo frenó en seco. nadie esperaba que Ijjuin fuese a hacer algo así… a 10 minutos de iniciar el evento!

Misaki

Había conseguido ir a la firma de autógrafos, estaba tan emocionado, no solo para ver a Ijuuin-sensei en persona… de nuevo, sino porque iban a sortear esa figura, su vena fanática estaba excitada, esta vez puedo asistir sin su acosador personal, pero estaba seguro que pronto se aparecería de la nada para llevarlo a casa.

No se sentía intimidado a pesar de que la mayoría de las personas reunidas en la librería eran mujeres.

Su emoción creció mientras el tiempo se aproximaba.

Kyou

Diez minutos habían pasado, y el evento no empezaba. Las fans empezaron a murmurar, tratando de pensar en qué podría haber pasado, para retrasar el evento así. El personal de la librería salió a calmar las ansias de los asistentes. Detrás del stand principal, su editor Ishi, trataba sin éxito de hacerle entrar en razón, pero nadie daba con el chiste de por qué estaba tan perdido.

"Déjenme solo…! Igual, ya defraudaré a mis fanáticos con esas ilustraciones de baja calidad!"

Ishi seguía intentando hacerle entrar en razón, mientras alguien se escabullía hacia la multitud.

Y ese alguien sabía que Misaki podría estar hoy en el evento. Tanto por que se aseguró de encontrar su nombre en el listado de participantes de la rifa.

Una mano salió de “la nada”, agarrando a Misaki, y llevándolo detrás del stand.

"Chibi-tan!"

Misaki

Cuando la hora de inicio había pasado, Misaki empezó a preocuparse, después de todo estaba al tanto de las etapas depresivas de Ijuuin-sensei, viendo como otros fans estaban viendo a todos lados confundidos y murmurando entre.

- ¿Qué habrá pasado? - susurró una pregunta, viendo como los trabajadores trataban de tranquilizar el ambiente, sin embargo, no puedo completar sus pensamientos, cuando alguien le agarro del brazo y lo arrastro consigo.

- ¡Chibi-tan! - dijo alguien muy entusiasta, y él conocía bastante bien, casi quiso gemir por su suerte.

- Hola - murmuró con una sonrisa forzada, percatándose que Isaka-san no era él único en la habitación.

Kyou

Rápidamente Isaka señaló hacia la mesa donde estaba Kyou, sentado junto a Kirishima, Ishi y Yukina de Marimo. - Necesitamos tu ayuda nuevamente, como hace algún tiempo. ¡Ve! -

Y sin ninguna seña de duda lanzó a Misaki hacia la esquina donde la mesa estaba.

Kyou se puso de pie, manos encogidas en puños, muy cerca de insultarlos a todos. Su depresión estaba a tope, y lo único que quería hacer era salir de ahi, pero, la presencia de alguien nuevo hizo que su ira tomara una pausa, mas que todo por la sorpresa. Era una figura que él ya había reconocido en unas cuantas oportunidades…

Era quien le había ayudado en su bloqueo pasado…

Y ahora aparecía casi que como un ángel en el momento preciso.

"Tu… T— Takahashi-kun…?"

Misaki

Fue aventado de manera ruda hacia una mesa, donde se encontraba su mangaka favorito, quien parecía ser engullido por oleadas de depresión, él tartamudeo cuando le diviso.

- Ijuuin-sensei - saludo de manera nerviosa, mientras miraba a todas partes y apretando de la esquina el suéter que traía para la ocasión.

Kyou

Ignorando a los demás, Kyou se acercó a Misaki, sacando su celular y mostrando una foto de su última ilustración, la que le estaba causando más de una preocupación. El dibujo en cuestión mostraba una exquisita cocina, donde a lo mejor, The☆Kan tendría que iniciar una nueva aventura.

"Takahashi-kun," Llamó Kyou nuevamente la atención del muchacho. "Mira muy bien esta ilustración. No me gustaría adelantar parte de la historia, pero… Sabes que The☆Kan ahora iniciará una nueva aventura. ¿Qué te parece este nuevo escenario?"

Mentalmente se regañaba por mostrar los famosos ‘spoilers’ a su fan y ávido lector, pero es que en realidad necesitaba una palabra de aliento.

Su mano libre desesperadamente tiraba de su cabello mostrando la ansiedad que crecía dentro de él. Su respiración era rápida y corta, y su voz era baja, casi como un murmullo.

A Ishi y Kirishima obviamente no les gustó el gesto de Kyou, inmediatamente replicando que lo que hacía era una locura.

"¡Silencio!" Replicó en un tono alto, que hizo que los otros guardaran silencio, no queriendo llamar la atención de los fans que aun esperaban por él.

"Takahashi-kun, este evento depende de tu respuesta clara y honesta."

Misaki

El castaño miró un poco asustado a Ijuuin-sensei, intercalando miradas de interrogación con las personas que estaban reunidas en el lugar, especialmente Isaka-san, quien solo le dio su sonrisa escalofriante.

- Hum… - tartamudeó tomando vacilante el celular para verlo mejor, lo primero que noto fue una cocina, su vena fan inmediatamente salto al reconocer el estilo, inmediatamente se enfoco en los detalles, toda la información que podía intuir de solo observarlo.

Los brillos que salían al tener algo nuevo en sus manos inundaron el lugar, y la sonrisa estúpida empezó a formarse en su rostro.

- Es fantástico, ¿es del nuevo número? - pregunto con los ojos grandes y brillantes, llenos de ilusión.

Kyou

- Lo es, - Respondió, tratando de poner la mejor sonrisa, aunque sus ojeras no le ayudaban a hacer más dulce su expresión. - ¿Tú crees que este escenario es decente? Porque… - Luego pausó, y se levantó, mirando hacia fuera, viendo a los fanáticos impacientes y algunos molestos. - No quiero defraudar a nadie. Nunca. Y tu eres el vocero de todos ellos, Takahashi-kun.

Kyou volvió a sentarse, tomando el teléfono consigo y mirando a Misaki, sus manos juntas, refregándose la una contra la otra, mostrando su expectativa por la respuesta. - Yo no soy el mejor, pero trabajo por mis fans, por los asistentes, por el equipo de Marukawa… y por mí. Takahashi-kun. Una sola frase… Y soy todo tuyo, y de los fans. -

Misaki

El castaño no sabia que hacer, volvió a sentirse incomodo.

- Hum, yo creo que Ijuuin-sensei es genial, y realmente, realmente debería salir ahora, los fans amamos lo que hace, si no, no hubiéramos venido - dijo rascándose nerviosamente la mejilla, tratando de que sus mejillas no se sonrojen.

Kyou

- ¿Y tú, Takahashi-kun? - Kyou ahora miraba a Misaki al rostro, buscando sus ojos esmeralda. - Habla por ti, no por ellos. -

Por alguna razón, Kyou buscaba tener una respuesta parecida a la que Misaki le dio cuando se encontraron la primera vez. Para asegurarle al otro que tenía su atención, movió su desordenado cabello hacia un lado, revelando su expresión más cautivadora. - ¿A ti te gusta lo que hago? ¿Podría decir que encuentras a este mangaka digno de admiración o de amor?

Misaki

- ¿De que habla?, yo lo amo - exclamó moviendo sus manos agitadamente, tratando de hacer llegar su mensaje de una vez por todas - amo todo su trabajo y esfuerzo - cruzando sus manos, y montones de brillos inundaban el lugar, su fan interior mostrándose al mundo en toda su gloria.

Kyou

Su sonrisa se empezó a dibujar mientras Misaki le respondía, su preocupación era disipada por la confesión del joven fan y mientras él terminaba de hablar, se ponía de pie, mirando a su equipo de trabajo.

- Muchachos, no hay que hacer esperar a los fans. Y tu, Misaki, te has ganado el lugar más especial en mi corazón. Hace un tiempo, cuando había tocado fondo, me ayudaste. Y hoy lo has hecho una vez mas. Gracias a ti, podré interactuar con los fans. ¿Quieres acompañarme afuera o vas con el resto de asistentes? -

Misaki

Misaki estuvo feliz cuando Ijuuin-sensei parecía estar bien de nuevo, y un suspiro de alivio salio de sus labios.

- No se preocupe sensei, tengo que esperar junto con los otros fans - dijo calmado, tratando de mitigar su emoción, e ignorando una parte de su cerebro que le parecía extraña cierta información.

"Deben ser imaginaciones mías" dijo en su mente, asi que despidiéndose se incorporo de nuevo a la bola de fans que esperaban mas que ansiosos que el evento iniciase.

Kyou

- Está bien. - Kyou respondió con esa misma sonrisa decorando su rostro. - Pero por favor, espera a que termine el evento en el café maid que está a un par de cuadras de aquí. Podremos tomarnos algo juntos.

Sin dar una oportunidad a Misaki de replicar o protestar, se alejó de él, yendo hacia Kirishima.

- ¡Empecemos esto, Zen, ya hemos hecho esperar a la gente! - Pasando al lado de Yukina, Kyou hizo presencia en el stand, desatando la euforia colectiva de las fans. - Bienvenidos a todos, y me disculpo por mi demora. Quería asegurarme de que todo estaba bien para que este evento salga lo mejor posible. ¡Gracias por su asistencia! -

Todos los fan estaban extasiados, incluyendo al propietario de la librería Marimo, quien era un reconocido fan del manga, en especial de The☆Kan.

Misaki

El castaño se quedo un poco inquieto al gesto del sensei, pero trato de ignorarlo, aun cuando existía una pequeña punzada de algo en la parte trasera de su mente, lo dejo ir, cuando la fila se reanudo, y los fans empezaban a avanzar, su entusiasmo volvió, pero aun pensando en la petición de Ijuuin-sensei de ir al café maid después del evento, sería grosero rechazarlo, pero al mismo tiempo había esa sensación incomoda, realmente no sabía como actuar.

Su turno para recibir el autógrafo llegó, demasiado pronto en su opinión, pero su entusiasmo no disminuyo, ahora solo faltaba saber quien era el ganador de la figura de colección.

Kyou

La figura fue traída a la mesa por Ishi, dejada en frente de Kyou. El tomó la caja con cuidado y con un marcador, plantó su firma, con un dibujo rápido de The☆Kan y un “I love you”. Los fans se volvieron locos, y pidieron que el sorteo se hiciera tan rápido como fuera posible.

Una bolsa de tela fue puesta ahora en frente de él, que contenía todos los números de los participantes. Un pequeño sonido de redoblante anunciaba que el ganador se conocería pronto…

Kyou introdujo su mano en la bolsa y luego de revolver el contenido tomó un papel y lo trajo cerca de si.

- Ok… el ganador o ganadora de esta rifa especial de esta figura, y de un libro compilado de los mejores capítulos de la serie es… ¡El número 1648! -

Misaki

El ojiverde vio emocionado el momento en firmaron la caja, y estaba completamente absorto cuando Ijuuin-sensei saco el número ganador de la bolsa, además de un premio extra que nadie conocía, el tomo recopilatorio.

- ¡El número 1648! - anunciaron al ganador, e inmediatamente los fans revisaron sus boletos, para verificar sus números, el castaño hizo lo mismo, en donde se encontró con la sorpresa de que era el mismo, se talló los ojos solo para verificar que no estaba viendo mal.

- Aquí - alzo la mano cuando comprobó de que realmente tenia ese número, hoy realmente era un día de suerte.

Kyou

Kyou se puso de pie para buscar a quien reclamaba el premio como suyo, sus ojos oscuros moviéndose de un lado a otro, con una expresión llena de curiosidad y expectativa. Solo hasta ver la mano alzada, se dio cuenta de que era Misaki… y luego de mostrar su sorpresa, no pudo evitar el sonreir con confianza, mientras las fans babeaban por el mangaka.

- ¡Acércate, para que todos te vean!

Tomando los premios, Kyou saltó del pequeño escenario montado y paso por los fans, tratando de llegar con el ganador de la rifa. Las chicas le tocaban, no lo querían dejar pasar, pero sosteniendo los premios en una mano y haciendo señas con la otra o saludando a los desesperados fans que parecían actual como si él fuese una estrella de rock. Sin embargo, muy lentamente, se hizo camino hasta el estudiante.

- Parece que era difícil que pudieras llegar hasta la mesa. ¿Puedes por favor mostrar tu número para que todos vean que eres en realidad el ganador?

Misaki

El castaño mostró su número con un poco de recelo, después de todo, hace nada estaban los demás un poco emocionados tratándolo como muñeco de trapo, Ijuuin-sensei se acercó, tomo el cupón y mostró el número.

La emoción se sentía hasta sus huesos, cuando se verifico que era legitimo.

Kyou

Obviamente algunos criticaron, pero otros celebraron, aplaudiendo a Misaki por el premio obtenido. Kyou tomó la mano del castaño y lo llevo de vuelta a la mesa, donde le entregó sus premios y le dio un abrazo. Aunque obviamente, dicho abrazo demoró más de lo “normal”.

- Tienes mucha suerte, Takahashi-kun… ¿O será algo del destino? Me inclinaría por lo último, ya me has ayudado mucho y no te había recompensado.

Misaki

Sintiendo que ese abrazo estaba durando demasiado, y que Ijuuin-sensei estaba demasiado cerca para su comodidad, además de que tenia público, en los cuales había personas que lo miraban con odio, molestia, o en el caso de Isaka-san, con una gran sonrisa, ¡Oh no!, quien sabe que le dirá a Usagi-san cuando tenga oportunidad.

- Si bueno - murmuró nerviosamente tratando de alejarse del mangaka, quien le soltó demasiado lento.

Kyou

- No puedes irte aun, creo que Zen e Ishi tienen que tomar tus datos, y algunas otras fotos, - Señaló Kyou al fotógrafo que les capturó en el momento de la entrega (y quien sabe qué otro momento), y luego a los que nombró, quienes esperaban a Misaki para hacer unas preguntas. - Recuerda que te estaré esperando, Takahashi-kun. Aunque… Te veo un poco nervioso. - Soltando lentamente a Misaki, el mangaka le ofreció una sonrisa al castaño. - No estés así. Me gustas mucho, entonces me gustaría que saliéramos juntos.

Misaki

Muy bien, su buena suerte acaba de terminar, debe ser la ley de Murphy y todo eso, el no puede explicarlo, pero el escalofrió que recorrió su espalda era un mal presentimiento, uno muy malo, pero cuando su mangaka favorito le dejo, sintió que el aire volvía a circular en sus pulmones y las palabras del pelinegro por fin fueron procesadas por su cerebro.

"Quizás yo este dándole muchas vueltas al asunto y veo cosas que no son" intentó tranquilizarse mentalmente, aun cuando le hacian preguntas y llenaba un formulario para el recuerdo de Marukawa y Marimo.

Kyou

El evento terminó sin complicaciones, Kyou dio sus autógrafos a los fans y se tomó fotos con muchos de ellos. El personal de Marimo y Marukawa estaban contentos ya que después de todo, pudieron hacer que el mangaka se moviera y que participara.

El de cabellos oscuros pidió a Ishi que enviara todos los regalos a su casa y casualmente salió de Marimo, conversando con Kirishima sobre temas sin importancia y de futuros proyectos, como el regreso de un personaje que la gente amó mucho.

Se detuvo frente al maid café y de despidió del editor en jefe de Japun, insistiendo en tener el resto de la noche libre pasa sí mismo y entró al mismo, buscando una mesa para dos. Luego, pacientemente, esperó por Misaki.

Misaki

Al terminar los interrogatorios y los papeles, el castaño estuvo muy tentado de regresar a casa, pero no podía ser tan grosero para dejar a Ijuuin-sensei esperando, asi que se encamino con su suerte, y llego al Maid café, que lucia mas solo que nada. 

Entro tímidamente, mientras divisó en una esquina a Ijuuin-sensei, esperando.

- Ijuuin-sensei - llamó, acercándose lentamente. 

Kyou

- ¡Takahashi-kun! - Exclamó con regocijo, mostrando una actitud completamente diferente a la que tenía cuando estaba al borde del colapso antes del evento. Kyou se puso de pie y le ofreció una silla a Misaki para que le acompañara. - Espero que no te moleste venir a un lugar así. Es frecuente para mi, ya que encuentro con quien hablar, y muchas veces las ideas para The☆Kan salen cuando disfruto los productos de este café.

Kyou llamó a una de las maids, aclarando que ya estaba listo para pedir. - Para mi un te verde, extra fuerte, y unas galletas de jengibre. Y para mi acompañante… Lo que él desee pedir.

Mirando a Misaki, el mangaka era solo sonrisas, invitándolo a ordenar lo que fuera del lugar. - Es solo una invitación para charlar y conocer mejor a quien me ha ayudado tanto.

Misaki

Se sintió un poco más relajado, Ijuuin-sensei parecía menos depresivo y extraño, y se relajo solo un poco.

- No se preocupe - dijo un poco más tranquilo, a el le encantaba The☆Kan, y estar en un lugar donde posiblemente nacieron ideas para su biblia, era una clase de paraíso, él era feliz de estar aquí - Para mí, quiero un Té Chai y un pastelillo de chocolate - dijo amablemente.

La maid se retiro con una reverencia con sus pedidos.

Kyou

- Espero que estés muy contento con tu premio. Es algo que un fan como tu se merece. Por favor, salúdame a tu amigo también, y enviále este pequeño obsequio de mi parte. - Sacando una pequeña figurilla, Kyou se la dio a Misaki, para que compartiera algo de su dicha con Toudou, su amigo y también fan de la saga de Ijuuin.

- Misaki, me comentan que, aunque trabajas medio tiempo en Marukawa, tus estudios son economía. ¿Es cierto esto? - Cuando la orden estaba servida, tomó un gran sorbo de su té, y volvió su mirada nuevamente al joven, y rápidamente esta se perdió en los cabellos castaños de él. Su mano, estirada, alcanzó la cabeza de Misaki, y le revolvió los cabellos en una manera gentil. - Eres un chico muy inteligente, y te admiro por ello. También eres conocido por tu buen desempeño en la editorial y te tienen mucha confianza. Es por esto, que te tengo una propuesta. Bueno… en realidad son dos.

Su sonrisa suave dibujaba en su rostro algo de malicia, pero se disimulaba muy bien con sus ojos medio abiertos sobre Misaki. - La primera, consiste en… Pedirte que me acompañes a la reunión anual de autores y editores de manga de Marukawa. Será en un lujoso hotel, pero puedo proveerte de un traje, si no lo tienes.

misaki-takahashi-esp

Hablando de Fans

Había muchas cosas que amaba, una de esas cosas era The☆Kan, y le alegraba muchísimo poder vivir para verla, también había tenido la suerte de conseguir, con esfuerzo, coleccionables, y la más reciente, ir a la firma de autógrafos, aun con el acoso de Usagi-san, él se divirtió mucho, ya que a pesar de llevar a personas que no entendían que estaba pasando, fue con su cómplice, Tōdō, quien le comprendía en muchos sentidos.

Misaki

 Ahora estaba de nuevo juntando calcomanías, para ganarse una figura especial autografiada, no es que no tuviera elementos autografiados anteriormente, pero su fan interior no podía dejar de pasar esa oportunidad, estamos hablando de una figura especial The☆Kan, autografiada por Ijuuin-sensei, él no podía pedir más, para el gran descontento de Usagi-san.

Kyou

El lugar estaba lleno. Cientos de fanáticas (y unos cuantos fanáticos) estaban esperando en la librería Marimo el resultado de la rifa de la figura de edición especial de The☆Kan, y para que todo fuera real, a Ijuuin se le indicó que debía firmar la caja de la figura en frente de sus fans.

Sin embargo, el día anterior, se había quedado despierto para terminar el manuscrito de la siguiente edición… Su cabeza solo asentía a lo que fuera que los editores y el personal de ventas de Marukawa, mientras su mente pensaba en el desastre de la página doble del final del capítulo…

Los fans lo iban a odiar, y le abandonarían con su tonta figura de colección.

"Yo… no voy a salir."

Todo el personal de Marukawa y de Marimo frenó en seco. nadie esperaba que Ijjuin fuese a hacer algo así… a 10 minutos de iniciar el evento!

Misaki

Había conseguido ir a la firma de autógrafos, estaba tan emocionado, no solo para ver a Ijuuin-sensei en persona… de nuevo, sino porque iban a sortear esa figura, su vena fanática estaba excitada, esta vez puedo asistir sin su acosador personal, pero estaba seguro que pronto se aparecería de la nada para llevarlo a casa.

No se sentía intimidado a pesar de que la mayoría de las personas reunidas en la librería eran mujeres.

Su emoción creció mientras el tiempo se aproximaba.

Kyou

Diez minutos habían pasado, y el evento no empezaba. Las fans empezaron a murmurar, tratando de pensar en qué podría haber pasado, para retrasar el evento así. El personal de la librería salió a calmar las ansias de los asistentes. Detrás del stand principal, su editor Ishi, trataba sin éxito de hacerle entrar en razón, pero nadie daba con el chiste de por qué estaba tan perdido.

"Déjenme solo…! Igual, ya defraudaré a mis fanáticos con esas ilustraciones de baja calidad!"

Ishi seguía intentando hacerle entrar en razón, mientras alguien se escabullía hacia la multitud.

Y ese alguien sabía que Misaki podría estar hoy en el evento. Tanto por que se aseguró de encontrar su nombre en el listado de participantes de la rifa.

Una mano salió de “la nada”, agarrando a Misaki, y llevándolo detrás del stand.

"Chibi-tan!"

Misaki

Cuando la hora de inicio había pasado, Misaki empezó a preocuparse, después de todo estaba al tanto de las etapas depresivas de Ijuuin-sensei, viendo como otros fans estaban viendo a todos lados confundidos y murmurando entre.

- ¿Qué habrá pasado? - susurró una pregunta, viendo como los trabajadores trataban de tranquilizar el ambiente, sin embargo, no puedo completar sus pensamientos, cuando alguien le agarro del brazo y lo arrastro consigo.

- ¡Chibi-tan! - dijo alguien muy entusiasta, y él conocía bastante bien, casi quiso gemir por su suerte.

- Hola - murmuró con una sonrisa forzada, percatándose que Isaka-san no era él único en la habitación.

Kyou

Rápidamente Isaka señaló hacia la mesa donde estaba Kyou, sentado junto a Kirishima, Ishi y Yukina de Marimo. - Necesitamos tu ayuda nuevamente, como hace algún tiempo. ¡Ve! -

Y sin ninguna seña de duda lanzó a Misaki hacia la esquina donde la mesa estaba.

Kyou se puso de pie, manos encogidas en puños, muy cerca de insultarlos a todos. Su depresión estaba a tope, y lo único que quería hacer era salir de ahi, pero, la presencia de alguien nuevo hizo que su ira tomara una pausa, mas que todo por la sorpresa. Era una figura que él ya había reconocido en unas cuantas oportunidades…

Era quien le había ayudado en su bloqueo pasado…

Y ahora aparecía casi que como un ángel en el momento preciso.

"Tu… T— Takahashi-kun…?"

Misaki

Fue aventado de manera ruda hacia una mesa, donde se encontraba su mangaka favorito, quien parecía ser engullido por oleadas de depresión, él tartamudeo cuando le diviso.

- Ijuuin-sensei - saludo de manera nerviosa, mientras miraba a todas partes y apretando de la esquina el suéter que traía para la ocasión.

Kyou

Ignorando a los demás, Kyou se acercó a Misaki, sacando su celular y mostrando una foto de su última ilustración, la que le estaba causando más de una preocupación. El dibujo en cuestión mostraba una exquisita cocina, donde a lo mejor, The☆Kan tendría que iniciar una nueva aventura.

"Takahashi-kun," Llamó Kyou nuevamente la atención del muchacho. "Mira muy bien esta ilustración. No me gustaría adelantar parte de la historia, pero… Sabes que The☆Kan ahora iniciará una nueva aventura. ¿Qué te parece este nuevo escenario?"

Mentalmente se regañaba por mostrar los famosos ‘spoilers’ a su fan y ávido lector, pero es que en realidad necesitaba una palabra de aliento.

Su mano libre desesperadamente tiraba de su cabello mostrando la ansiedad que crecía dentro de él. Su respiración era rápida y corta, y su voz era baja, casi como un murmullo.

A Ishi y Kirishima obviamente no les gustó el gesto de Kyou, inmediatamente replicando que lo que hacía era una locura.

"¡Silencio!" Replicó en un tono alto, que hizo que los otros guardaran silencio, no queriendo llamar la atención de los fans que aun esperaban por él.

"Takahashi-kun, este evento depende de tu respuesta clara y honesta."

Misaki

El castaño miró un poco asustado a Ijuuin-sensei, intercalando miradas de interrogación con las personas que estaban reunidas en el lugar, especialmente Isaka-san, quien solo le dio su sonrisa escalofriante.

- Hum… - tartamudeó tomando vacilante el celular para verlo mejor, lo primero que noto fue una cocina, su vena fan inmediatamente salto al reconocer el estilo, inmediatamente se enfoco en los detalles, toda la información que podía intuir de solo observarlo.

Los brillos que salían al tener algo nuevo en sus manos inundaron el lugar, y la sonrisa estúpida empezó a formarse en su rostro.

- Es fantástico, ¿es del nuevo número? - pregunto con los ojos grandes y brillantes, llenos de ilusión.

Kyou

- Lo es, - Respondió, tratando de poner la mejor sonrisa, aunque sus ojeras no le ayudaban a hacer más dulce su expresión. - ¿Tú crees que este escenario es decente? Porque… - Luego pausó, y se levantó, mirando hacia fuera, viendo a los fanáticos impacientes y algunos molestos. - No quiero defraudar a nadie. Nunca. Y tu eres el vocero de todos ellos, Takahashi-kun.

Kyou volvió a sentarse, tomando el teléfono consigo y mirando a Misaki, sus manos juntas, refregándose la una contra la otra, mostrando su expectativa por la respuesta. - Yo no soy el mejor, pero trabajo por mis fans, por los asistentes, por el equipo de Marukawa… y por mí. Takahashi-kun. Una sola frase… Y soy todo tuyo, y de los fans. -

Misaki

El castaño no sabia que hacer, volvió a sentirse incomodo.

- Hum, yo creo que Ijuuin-sensei es genial, y realmente, realmente debería salir ahora, los fans amamos lo que hace, si no, no hubiéramos venido - dijo rascándose nerviosamente la mejilla, tratando de que sus mejillas no se sonrojen.

Kyou

- ¿Y tú, Takahashi-kun? - Kyou ahora miraba a Misaki al rostro, buscando sus ojos esmeralda. - Habla por ti, no por ellos. -

Por alguna razón, Kyou buscaba tener una respuesta parecida a la que Misaki le dio cuando se encontraron la primera vez. Para asegurarle al otro que tenía su atención, movió su desordenado cabello hacia un lado, revelando su expresión más cautivadora. - ¿A ti te gusta lo que hago? ¿Podría decir que encuentras a este mangaka digno de admiración o de amor?

Misaki

- ¿De que habla?, yo lo amo - exclamó moviendo sus manos agitadamente, tratando de hacer llegar su mensaje de una vez por todas - amo todo su trabajo y esfuerzo - cruzando sus manos, y montones de brillos inundaban el lugar, su fan interior mostrándose al mundo en toda su gloria.

Kyou

Su sonrisa se empezó a dibujar mientras Misaki le respondía, su preocupación era disipada por la confesión del joven fan y mientras él terminaba de hablar, se ponía de pie, mirando a su equipo de trabajo.

- Muchachos, no hay que hacer esperar a los fans. Y tu, Misaki, te has ganado el lugar más especial en mi corazón. Hace un tiempo, cuando había tocado fondo, me ayudaste. Y hoy lo has hecho una vez mas. Gracias a ti, podré interactuar con los fans. ¿Quieres acompañarme afuera o vas con el resto de asistentes? -

Misaki

Misaki estuvo feliz cuando Ijuuin-sensei parecía estar bien de nuevo, y un suspiro de alivio salio de sus labios.

- No se preocupe sensei, tengo que esperar junto con los otros fans - dijo calmado, tratando de mitigar su emoción, e ignorando una parte de su cerebro que le parecía extraña cierta información.

"Deben ser imaginaciones mías" dijo en su mente, asi que despidiéndose se incorporo de nuevo a la bola de fans que esperaban mas que ansiosos que el evento iniciase.

Kyou

- Está bien. - Kyou respondió con esa misma sonrisa decorando su rostro. - Pero por favor, espera a que termine el evento en el café maid que está a un par de cuadras de aquí. Podremos tomarnos algo juntos.

Sin dar una oportunidad a Misaki de replicar o protestar, se alejó de él, yendo hacia Kirishima.

- ¡Empecemos esto, Zen, ya hemos hecho esperar a la gente! - Pasando al lado de Yukina, Kyou hizo presencia en el stand, desatando la euforia colectiva de las fans. - Bienvenidos a todos, y me disculpo por mi demora. Quería asegurarme de que todo estaba bien para que este evento salga lo mejor posible. ¡Gracias por su asistencia! -

Todos los fan estaban extasiados, incluyendo al propietario de la librería Marimo, quien era un reconocido fan del manga, en especial de The☆Kan.

Misaki

El castaño se quedo un poco inquieto al gesto del sensei, pero trato de ignorarlo, aun cuando existía una pequeña punzada de algo en la parte trasera de su mente, lo dejo ir, cuando la fila se reanudo, y los fans empezaban a avanzar, su entusiasmo volvió, pero aun pensando en la petición de Ijuuin-sensei de ir al café maid después del evento, sería grosero rechazarlo, pero al mismo tiempo había esa sensación incomoda, realmente no sabía como actuar.

Su turno para recibir el autógrafo llegó, demasiado pronto en su opinión, pero su entusiasmo no disminuyo, ahora solo faltaba saber quien era el ganador de la figura de colección.

Kyou

La figura fue traída a la mesa por Ishi, dejada en frente de Kyou. El tomó la caja con cuidado y con un marcador, plantó su firma, con un dibujo rápido de The☆Kan y un “I love you”. Los fans se volvieron locos, y pidieron que el sorteo se hiciera tan rápido como fuera posible.

Una bolsa de tela fue puesta ahora en frente de él, que contenía todos los números de los participantes. Un pequeño sonido de redoblante anunciaba que el ganador se conocería pronto…

Kyou introdujo su mano en la bolsa y luego de revolver el contenido tomó un papel y lo trajo cerca de si.

- Ok… el ganador o ganadora de esta rifa especial de esta figura, y de un libro compilado de los mejores capítulos de la serie es… ¡El número 1648! -

Misaki

El ojiverde vio emocionado el momento en firmaron la caja, y estaba completamente absorto cuando Ijuuin-sensei saco el número ganador de la bolsa, además de un premio extra que nadie conocía, el tomo recopilatorio.

- ¡El número 1648! - anunciaron al ganador, e inmediatamente los fans revisaron sus boletos, para verificar sus números, el castaño hizo lo mismo, en donde se encontró con la sorpresa de que era el mismo, se talló los ojos solo para verificar que no estaba viendo mal.

- Aquí - alzo la mano cuando comprobó de que realmente tenia ese número, hoy realmente era un día de suerte.

Kyou

Kyou se puso de pie para buscar a quien reclamaba el premio como suyo, sus ojos oscuros moviéndose de un lado a otro, con una expresión llena de curiosidad y expectativa. Solo hasta ver la mano alzada, se dio cuenta de que era Misaki… y luego de mostrar su sorpresa, no pudo evitar el sonreir con confianza, mientras las fans babeaban por el mangaka.

- ¡Acércate, para que todos te vean!

Tomando los premios, Kyou saltó del pequeño escenario montado y paso por los fans, tratando de llegar con el ganador de la rifa. Las chicas le tocaban, no lo querían dejar pasar, pero sosteniendo los premios en una mano y haciendo señas con la otra o saludando a los desesperados fans que parecían actual como si él fuese una estrella de rock. Sin embargo, muy lentamente, se hizo camino hasta el estudiante.

- Parece que era difícil que pudieras llegar hasta la mesa. ¿Puedes por favor mostrar tu número para que todos vean que eres en realidad el ganador?

Misaki

El castaño mostró su número con un poco de recelo, después de todo, hace nada estaban los demás un poco emocionados tratándolo como muñeco de trapo, Ijuuin-sensei se acercó, tomo el cupón y mostró el número.

La emoción se sentía hasta sus huesos, cuando se verifico que era legitimo.

Kyou

Obviamente algunos criticaron, pero otros celebraron, aplaudiendo a Misaki por el premio obtenido. Kyou tomó la mano del castaño y lo llevo de vuelta a la mesa, donde le entregó sus premios y le dio un abrazo. Aunque obviamente, dicho abrazo demoró más de lo “normal”.

- Tienes mucha suerte, Takahashi-kun… ¿O será algo del destino? Me inclinaría por lo último, ya me has ayudado mucho y no te había recompensado.

Misaki

Sintiendo que ese abrazo estaba durando demasiado, y que Ijuuin-sensei estaba demasiado cerca para su comodidad, además de que tenia público, en los cuales había personas que lo miraban con odio, molestia, o en el caso de Isaka-san, con una gran sonrisa, ¡Oh no!, quien sabe que le dirá a Usagi-san cuando tenga oportunidad.

- Si bueno - murmuró nerviosamente tratando de alejarse del mangaka, quien le soltó demasiado lento.

Kyou

- No puedes irte aun, creo que Zen e Ishi tienen que tomar tus datos, y algunas otras fotos, - Señaló Kyou al fotógrafo que les capturó en el momento de la entrega (y quien sabe qué otro momento), y luego a los que nombró, quienes esperaban a Misaki para hacer unas preguntas. - Recuerda que te estaré esperando, Takahashi-kun. Aunque… Te veo un poco nervioso. - Soltando lentamente a Misaki, el mangaka le ofreció una sonrisa al castaño. - No estés así. Me gustas mucho, entonces me gustaría que saliéramos juntos.

Misaki

Muy bien, su buena suerte acaba de terminar, debe ser la ley de Murphy y todo eso, el no puede explicarlo, pero el escalofrió que recorrió su espalda era un mal presentimiento, uno muy malo, pero cuando su mangaka favorito le dejo, sintió que el aire volvía a circular en sus pulmones y las palabras del pelinegro por fin fueron procesadas por su cerebro.

"Quizás yo este dándole muchas vueltas al asunto y veo cosas que no son" intentó tranquilizarse mentalmente, aun cuando le hacian preguntas y llenaba un formulario para el recuerdo de Marukawa y Marimo.

Kyou

El evento terminó sin complicaciones, Kyou dio sus autógrafos a los fans y se tomó fotos con muchos de ellos. El personal de Marimo y Marukawa estaban contentos ya que después de todo, pudieron hacer que el mangaka se moviera y que participara.

El de cabellos oscuros pidió a Ishi que enviara todos los regalos a su casa y casualmente salió de Marimo, conversando con Kirishima sobre temas sin importancia y de futuros proyectos, como el regreso de un personaje que la gente amó mucho.

Se detuvo frente al maid café y de despidió del editor en jefe de Japun, insistiendo en tener el resto de la noche libre pasa sí mismo y entró al mismo, buscando una mesa para dos. Luego, pacientemente, esperó por Misaki.

Misaki

Al terminar los interrogatorios y los papeles, el castaño estuvo muy tentado de regresar a casa, pero no podía ser tan grosero para dejar a Ijuuin-sensei esperando, asi que se encamino con su suerte, y llego al Maid café, que lucia mas solo que nada. 

Entro tímidamente, mientras divisó en una esquina a Ijuuin-sensei, esperando.

- Ijuuin-sensei - llamó, acercándose lentamente. 

Kyou

- ¡Takahashi-kun! - Exclamó con regocijo, mostrando una actitud completamente diferente a la que tenía cuando estaba al borde del colapso antes del evento. Kyou se puso de pie y le ofreció una silla a Misaki para que le acompañara. - Espero que no te moleste venir a un lugar así. Es frecuente para mi, ya que encuentro con quien hablar, y muchas veces las ideas para The☆Kan salen cuando disfruto los productos de este café.

Kyou llamó a una de las maids, aclarando que ya estaba listo para pedir. - Para mi un te verde, extra fuerte, y unas galletas de jengibre. Y para mi acompañante… Lo que él desee pedir.

Mirando a Misaki, el mangaka era solo sonrisas, invitándolo a ordenar lo que fuera del lugar. - Es solo una invitación para charlar y conocer mejor a quien me ha ayudado tanto.

misaki-takahashi-esp

Hablando de Fans

Había muchas cosas que amaba, una de esas cosas era The☆Kan, y le alegraba muchísimo poder vivir para verla, también había tenido la suerte de conseguir, con esfuerzo, coleccionables, y la más reciente, ir a la firma de autógrafos, aun con el acoso de Usagi-san, él se divirtió mucho, ya que a pesar de llevar a personas que no entendían que estaba pasando, fue con su cómplice, Tōdō, quien le comprendía en muchos sentidos.

Misaki

 Ahora estaba de nuevo juntando calcomanías, para ganarse una figura especial autografiada, no es que no tuviera elementos autografiados anteriormente, pero su fan interior no podía dejar de pasar esa oportunidad, estamos hablando de una figura especial The☆Kan, autografiada por Ijuuin-sensei, él no podía pedir más, para el gran descontento de Usagi-san.

Kyou

El lugar estaba lleno. Cientos de fanáticas (y unos cuantos fanáticos) estaban esperando en la librería Marimo el resultado de la rifa de la figura de edición especial de The☆Kan, y para que todo fuera real, a Ijuuin se le indicó que debía firmar la caja de la figura en frente de sus fans.

Sin embargo, el día anterior, se había quedado despierto para terminar el manuscrito de la siguiente edición… Su cabeza solo asentía a lo que fuera que los editores y el personal de ventas de Marukawa, mientras su mente pensaba en el desastre de la página doble del final del capítulo…

Los fans lo iban a odiar, y le abandonarían con su tonta figura de colección.

"Yo… no voy a salir."

Todo el personal de Marukawa y de Marimo frenó en seco. nadie esperaba que Ijjuin fuese a hacer algo así… a 10 minutos de iniciar el evento!

Misaki

Había conseguido ir a la firma de autógrafos, estaba tan emocionado, no solo para ver a Ijuuin-sensei en persona… de nuevo, sino porque iban a sortear esa figura, su vena fanática estaba excitada, esta vez puedo asistir sin su acosador personal, pero estaba seguro que pronto se aparecería de la nada para llevarlo a casa.

No se sentía intimidado a pesar de que la mayoría de las personas reunidas en la librería eran mujeres.

Su emoción creció mientras el tiempo se aproximaba.

Kyou

Diez minutos habían pasado, y el evento no empezaba. Las fans empezaron a murmurar, tratando de pensar en qué podría haber pasado, para retrasar el evento así. El personal de la librería salió a calmar las ansias de los asistentes. Detrás del stand principal, su editor Ishi, trataba sin éxito de hacerle entrar en razón, pero nadie daba con el chiste de por qué estaba tan perdido.

"Déjenme solo…! Igual, ya defraudaré a mis fanáticos con esas ilustraciones de baja calidad!"

Ishi seguía intentando hacerle entrar en razón, mientras alguien se escabullía hacia la multitud.

Y ese alguien sabía que Misaki podría estar hoy en el evento. Tanto por que se aseguró de encontrar su nombre en el listado de participantes de la rifa.

Una mano salió de “la nada”, agarrando a Misaki, y llevándolo detrás del stand.

"Chibi-tan!"

Misaki

Cuando la hora de inicio había pasado, Misaki empezó a preocuparse, después de todo estaba al tanto de las etapas depresivas de Ijuuin-sensei, viendo como otros fans estaban viendo a todos lados confundidos y murmurando entre.

- ¿Qué habrá pasado? - susurró una pregunta, viendo como los trabajadores trataban de tranquilizar el ambiente, sin embargo, no puedo completar sus pensamientos, cuando alguien le agarro del brazo y lo arrastro consigo.

- ¡Chibi-tan! - dijo alguien muy entusiasta, y él conocía bastante bien, casi quiso gemir por su suerte.

- Hola - murmuró con una sonrisa forzada, percatándose que Isaka-san no era él único en la habitación.

Kyou

Rápidamente Isaka señaló hacia la mesa donde estaba Kyou, sentado junto a Kirishima, Ishi y Yukina de Marimo. - Necesitamos tu ayuda nuevamente, como hace algún tiempo. ¡Ve! -

Y sin ninguna seña de duda lanzó a Misaki hacia la esquina donde la mesa estaba.

Kyou se puso de pie, manos encogidas en puños, muy cerca de insultarlos a todos. Su depresión estaba a tope, y lo único que quería hacer era salir de ahi, pero, la presencia de alguien nuevo hizo que su ira tomara una pausa, mas que todo por la sorpresa. Era una figura que él ya había reconocido en unas cuantas oportunidades…

Era quien le había ayudado en su bloqueo pasado…

Y ahora aparecía casi que como un ángel en el momento preciso.

"Tu… T— Takahashi-kun…?"

Misaki

Fue aventado de manera ruda hacia una mesa, donde se encontraba su mangaka favorito, quien parecía ser engullido por oleadas de depresión, él tartamudeo cuando le diviso.

- Ijuuin-sensei - saludo de manera nerviosa, mientras miraba a todas partes y apretando de la esquina el suéter que traía para la ocasión.

Kyou

Ignorando a los demás, Kyou se acercó a Misaki, sacando su celular y mostrando una foto de su última ilustración, la que le estaba causando más de una preocupación. El dibujo en cuestión mostraba una exquisita cocina, donde a lo mejor, The☆Kan tendría que iniciar una nueva aventura.

"Takahashi-kun," Llamó Kyou nuevamente la atención del muchacho. "Mira muy bien esta ilustración. No me gustaría adelantar parte de la historia, pero… Sabes que The☆Kan ahora iniciará una nueva aventura. ¿Qué te parece este nuevo escenario?"

Mentalmente se regañaba por mostrar los famosos ‘spoilers’ a su fan y ávido lector, pero es que en realidad necesitaba una palabra de aliento.

Su mano libre desesperadamente tiraba de su cabello mostrando la ansiedad que crecía dentro de él. Su respiración era rápida y corta, y su voz era baja, casi como un murmullo.

A Ishi y Kirishima obviamente no les gustó el gesto de Kyou, inmediatamente replicando que lo que hacía era una locura.

"¡Silencio!" Replicó en un tono alto, que hizo que los otros guardaran silencio, no queriendo llamar la atención de los fans que aun esperaban por él.

"Takahashi-kun, este evento depende de tu respuesta clara y honesta."

Misaki

El castaño miró un poco asustado a Ijuuin-sensei, intercalando miradas de interrogación con las personas que estaban reunidas en el lugar, especialmente Isaka-san, quien solo le dio su sonrisa escalofriante.

- Hum… - tartamudeó tomando vacilante el celular para verlo mejor, lo primero que noto fue una cocina, su vena fan inmediatamente salto al reconocer el estilo, inmediatamente se enfoco en los detalles, toda la información que podía intuir de solo observarlo.

Los brillos que salían al tener algo nuevo en sus manos inundaron el lugar, y la sonrisa estúpida empezó a formarse en su rostro.

- Es fantástico, ¿es del nuevo número? - pregunto con los ojos grandes y brillantes, llenos de ilusión.

Kyou

- Lo es, - Respondió, tratando de poner la mejor sonrisa, aunque sus ojeras no le ayudaban a hacer más dulce su expresión. - ¿Tú crees que este escenario es decente? Porque… - Luego pausó, y se levantó, mirando hacia fuera, viendo a los fanáticos impacientes y algunos molestos. - No quiero defraudar a nadie. Nunca. Y tu eres el vocero de todos ellos, Takahashi-kun.

Kyou volvió a sentarse, tomando el teléfono consigo y mirando a Misaki, sus manos juntas, refregándose la una contra la otra, mostrando su expectativa por la respuesta. - Yo no soy el mejor, pero trabajo por mis fans, por los asistentes, por el equipo de Marukawa… y por mí. Takahashi-kun. Una sola frase… Y soy todo tuyo, y de los fans. -

Misaki

El castaño no sabia que hacer, volvió a sentirse incomodo.

- Hum, yo creo que Ijuuin-sensei es genial, y realmente, realmente debería salir ahora, los fans amamos lo que hace, si no, no hubiéramos venido - dijo rascándose nerviosamente la mejilla, tratando de que sus mejillas no se sonrojen.

Kyou

- ¿Y tú, Takahashi-kun? - Kyou ahora miraba a Misaki al rostro, buscando sus ojos esmeralda. - Habla por ti, no por ellos. -

Por alguna razón, Kyou buscaba tener una respuesta parecida a la que Misaki le dio cuando se encontraron la primera vez. Para asegurarle al otro que tenía su atención, movió su desordenado cabello hacia un lado, revelando su expresión más cautivadora. - ¿A ti te gusta lo que hago? ¿Podría decir que encuentras a este mangaka digno de admiración o de amor?

Misaki

- ¿De que habla?, yo lo amo - exclamó moviendo sus manos agitadamente, tratando de hacer llegar su mensaje de una vez por todas - amo todo su trabajo y esfuerzo - cruzando sus manos, y montones de brillos inundaban el lugar, su fan interior mostrándose al mundo en toda su gloria.

Kyou

Su sonrisa se empezó a dibujar mientras Misaki le respondía, su preocupación era disipada por la confesión del joven fan y mientras él terminaba de hablar, se ponía de pie, mirando a su equipo de trabajo.

- Muchachos, no hay que hacer esperar a los fans. Y tu, Misaki, te has ganado el lugar más especial en mi corazón. Hace un tiempo, cuando había tocado fondo, me ayudaste. Y hoy lo has hecho una vez mas. Gracias a ti, podré interactuar con los fans. ¿Quieres acompañarme afuera o vas con el resto de asistentes? -

Misaki

Misaki estuvo feliz cuando Ijuuin-sensei parecía estar bien de nuevo, y un suspiro de alivio salio de sus labios.

- No se preocupe sensei, tengo que esperar junto con los otros fans - dijo calmado, tratando de mitigar su emoción, e ignorando una parte de su cerebro que le parecía extraña cierta información.

"Deben ser imaginaciones mías" dijo en su mente, asi que despidiéndose se incorporo de nuevo a la bola de fans que esperaban mas que ansiosos que el evento iniciase.

Kyou

- Está bien. - Kyou respondió con esa misma sonrisa decorando su rostro. - Pero por favor, espera a que termine el evento en el café maid que está a un par de cuadras de aquí. Podremos tomarnos algo juntos.

Sin dar una oportunidad a Misaki de replicar o protestar, se alejó de él, yendo hacia Kirishima.

- ¡Empecemos esto, Zen, ya hemos hecho esperar a la gente! - Pasando al lado de Yukina, Kyou hizo presencia en el stand, desatando la euforia colectiva de las fans. - Bienvenidos a todos, y me disculpo por mi demora. Quería asegurarme de que todo estaba bien para que este evento salga lo mejor posible. ¡Gracias por su asistencia! -

Todos los fan estaban extasiados, incluyendo al propietario de la librería Marimo, quien era un reconocido fan del manga, en especial de The☆Kan.

Misaki

El castaño se quedo un poco inquieto al gesto del sensei, pero trato de ignorarlo, aun cuando existía una pequeña punzada de algo en la parte trasera de su mente, lo dejo ir, cuando la fila se reanudo, y los fans empezaban a avanzar, su entusiasmo volvió, pero aun pensando en la petición de Ijuuin-sensei de ir al café maid después del evento, sería grosero rechazarlo, pero al mismo tiempo había esa sensación incomoda, realmente no sabía como actuar.

Su turno para recibir el autógrafo llegó, demasiado pronto en su opinión, pero su entusiasmo no disminuyo, ahora solo faltaba saber quien era el ganador de la figura de colección.

Kyou

La figura fue traída a la mesa por Ishi, dejada en frente de Kyou. El tomó la caja con cuidado y con un marcador, plantó su firma, con un dibujo rápido de The☆Kan y un “I love you”. Los fans se volvieron locos, y pidieron que el sorteo se hiciera tan rápido como fuera posible.

Una bolsa de tela fue puesta ahora en frente de él, que contenía todos los números de los participantes. Un pequeño sonido de redoblante anunciaba que el ganador se conocería pronto…

Kyou introdujo su mano en la bolsa y luego de revolver el contenido tomó un papel y lo trajo cerca de si.

- Ok… el ganador o ganadora de esta rifa especial de esta figura, y de un libro compilado de los mejores capítulos de la serie es… ¡El número 1648! -

Misaki

El ojiverde vio emocionado el momento en firmaron la caja, y estaba completamente absorto cuando Ijuuin-sensei saco el número ganador de la bolsa, además de un premio extra que nadie conocía, el tomo recopilatorio.

- ¡El número 1648! - anunciaron al ganador, e inmediatamente los fans revisaron sus boletos, para verificar sus números, el castaño hizo lo mismo, en donde se encontró con la sorpresa de que era el mismo, se talló los ojos solo para verificar que no estaba viendo mal.

- Aquí - alzo la mano cuando comprobó de que realmente tenia ese número, hoy realmente era un día de suerte.

Kyou

Kyou se puso de pie para buscar a quien reclamaba el premio como suyo, sus ojos oscuros moviéndose de un lado a otro, con una expresión llena de curiosidad y expectativa. Solo hasta ver la mano alzada, se dio cuenta de que era Misaki… y luego de mostrar su sorpresa, no pudo evitar el sonreir con confianza, mientras las fans babeaban por el mangaka.

- ¡Acércate, para que todos te vean!

Tomando los premios, Kyou saltó del pequeño escenario montado y paso por los fans, tratando de llegar con el ganador de la rifa. Las chicas le tocaban, no lo querían dejar pasar, pero sosteniendo los premios en una mano y haciendo señas con la otra o saludando a los desesperados fans que parecían actual como si él fuese una estrella de rock. Sin embargo, muy lentamente, se hizo camino hasta el estudiante.

- Parece que era difícil que pudieras llegar hasta la mesa. ¿Puedes por favor mostrar tu número para que todos vean que eres en realidad el ganador?

Misaki

El castaño mostró su número con un poco de recelo, después de todo, hace nada estaban los demás un poco emocionados tratándolo como muñeco de trapo, Ijuuin-sensei se acercó, tomo el cupón y mostró el número.

La emoción se sentía hasta sus huesos, cuando se verifico que era legitimo.

Kyou

Obviamente algunos criticaron, pero otros celebraron, aplaudiendo a Misaki por el premio obtenido. Kyou tomó la mano del castaño y lo llevo de vuelta a la mesa, donde le entregó sus premios y le dio un abrazo. Aunque obviamente, dicho abrazo demoró más de lo “normal”.

- Tienes mucha suerte, Takahashi-kun… ¿O será algo del destino? Me inclinaría por lo último, ya me has ayudado mucho y no te había recompensado.

Misaki

Sintiendo que ese abrazo estaba durando demasiado, y que Ijuuin-sensei estaba demasiado cerca para su comodidad, además de que tenia público, en los cuales había personas que lo miraban con odio, molestia, o en el caso de Isaka-san, con una gran sonrisa, ¡Oh no!, quien sabe que le dirá a Usagi-san cuando tenga oportunidad.

- Si bueno - murmuró nerviosamente tratando de alejarse del mangaka, quien le soltó demasiado lento.

Kyou

- No puedes irte aun, creo que Zen e Ishi tienen que tomar tus datos, y algunas otras fotos, - Señaló Kyou al fotógrafo que les capturó en el momento de la entrega (y quien sabe qué otro momento), y luego a los que nombró, quienes esperaban a Misaki para hacer unas preguntas. - Recuerda que te estaré esperando, Takahashi-kun. Aunque… Te veo un poco nervioso. - Soltando lentamente a Misaki, el mangaka le ofreció una sonrisa al castaño. - No estés así. Me gustas mucho, entonces me gustaría que saliéramos juntos.

Misaki

Muy bien, su buena suerte acaba de terminar, debe ser la ley de Murphy y todo eso, el no puede explicarlo, pero el escalofrió que recorrió su espalda era un mal presentimiento, uno muy malo, pero cuando su mangaka favorito le dejo, sintió que el aire volvía a circular en sus pulmones y las palabras del pelinegro por fin fueron procesadas por su cerebro.

"Quizás yo este dándole muchas vueltas al asunto y veo cosas que no son" intentó tranquilizarse mentalmente, aun cuando le hacian preguntas y llenaba un formulario para el recuerdo de Marukawa y Marimo.

Kyou

El evento terminó sin complicaciones, Kyou dio sus autógrafos a los fans y se tomó fotos con muchos de ellos. El personal de Marimo y Marukawa estaban contentos ya que después de todo, pudieron hacer que el mangaka se moviera y que participara.

El de cabellos oscuros pidió a Ishi que enviara todos los regalos a su casa y casualmente salió de Marimo, conversando con Kirishima sobre temas sin importancia y de futuros proyectos, como el regreso de un personaje que la gente amó mucho.

Se detuvo frente al maid café y de despidió del editor en jefe de Japun, insistiendo en tener el resto de la noche libre pasa sí mismo y entró al mismo, buscando una mesa para dos. Luego, pacientemente, esperó por Misaki.

misaki-takahashi-esp

Hablando de Fans

Había muchas cosas que amaba, una de esas cosas era The☆Kan, y le alegraba muchísimo poder vivir para verla, también había tenido la suerte de conseguir, con esfuerzo, coleccionables, y la más reciente, ir a la firma de autógrafos, aun con el acoso de Usagi-san, él se divirtió mucho, ya que a pesar de llevar a personas que no entendían que estaba pasando, fue con su cómplice, Tōdō, quien le comprendía en muchos sentidos.

Misaki

 Ahora estaba de nuevo juntando calcomanías, para ganarse una figura especial autografiada, no es que no tuviera elementos autografiados anteriormente, pero su fan interior no podía dejar de pasar esa oportunidad, estamos hablando de una figura especial The☆Kan, autografiada por Ijuuin-sensei, él no podía pedir más, para el gran descontento de Usagi-san.

Kyou

El lugar estaba lleno. Cientos de fanáticas (y unos cuantos fanáticos) estaban esperando en la librería Marimo el resultado de la rifa de la figura de edición especial de The☆Kan, y para que todo fuera real, a Ijuuin se le indicó que debía firmar la caja de la figura en frente de sus fans.

Sin embargo, el día anterior, se había quedado despierto para terminar el manuscrito de la siguiente edición… Su cabeza solo asentía a lo que fuera que los editores y el personal de ventas de Marukawa, mientras su mente pensaba en el desastre de la página doble del final del capítulo…

Los fans lo iban a odiar, y le abandonarían con su tonta figura de colección.

"Yo… no voy a salir."

Todo el personal de Marukawa y de Marimo frenó en seco. nadie esperaba que Ijjuin fuese a hacer algo así… a 10 minutos de iniciar el evento!

Misaki

Había conseguido ir a la firma de autógrafos, estaba tan emocionado, no solo para ver a Ijuuin-sensei en persona… de nuevo, sino porque iban a sortear esa figura, su vena fanática estaba excitada, esta vez puedo asistir sin su acosador personal, pero estaba seguro que pronto se aparecería de la nada para llevarlo a casa.

No se sentía intimidado a pesar de que la mayoría de las personas reunidas en la librería eran mujeres.

Su emoción creció mientras el tiempo se aproximaba.

Kyou

Diez minutos habían pasado, y el evento no empezaba. Las fans empezaron a murmurar, tratando de pensar en qué podría haber pasado, para retrasar el evento así. El personal de la librería salió a calmar las ansias de los asistentes. Detrás del stand principal, su editor Ishi, trataba sin éxito de hacerle entrar en razón, pero nadie daba con el chiste de por qué estaba tan perdido.

"Déjenme solo…! Igual, ya defraudaré a mis fanáticos con esas ilustraciones de baja calidad!"

Ishi seguía intentando hacerle entrar en razón, mientras alguien se escabullía hacia la multitud.

Y ese alguien sabía que Misaki podría estar hoy en el evento. Tanto por que se aseguró de encontrar su nombre en el listado de participantes de la rifa.

Una mano salió de “la nada”, agarrando a Misaki, y llevándolo detrás del stand.

"Chibi-tan!"

Misaki

Cuando la hora de inicio había pasado, Misaki empezó a preocuparse, después de todo estaba al tanto de las etapas depresivas de Ijuuin-sensei, viendo como otros fans estaban viendo a todos lados confundidos y murmurando entre.

- ¿Qué habrá pasado? - susurró una pregunta, viendo como los trabajadores trataban de tranquilizar el ambiente, sin embargo, no puedo completar sus pensamientos, cuando alguien le agarro del brazo y lo arrastro consigo.

- ¡Chibi-tan! - dijo alguien muy entusiasta, y él conocía bastante bien, casi quiso gemir por su suerte.

- Hola - murmuró con una sonrisa forzada, percatándose que Isaka-san no era él único en la habitación.

Kyou

Rápidamente Isaka señaló hacia la mesa donde estaba Kyou, sentado junto a Kirishima, Ishi y Yukina de Marimo. - Necesitamos tu ayuda nuevamente, como hace algún tiempo. ¡Ve! -

Y sin ninguna seña de duda lanzó a Misaki hacia la esquina donde la mesa estaba.

Kyou se puso de pie, manos encogidas en puños, muy cerca de insultarlos a todos. Su depresión estaba a tope, y lo único que quería hacer era salir de ahi, pero, la presencia de alguien nuevo hizo que su ira tomara una pausa, mas que todo por la sorpresa. Era una figura que él ya había reconocido en unas cuantas oportunidades…

Era quien le había ayudado en su bloqueo pasado…

Y ahora aparecía casi que como un ángel en el momento preciso.

"Tu… T— Takahashi-kun…?"

Misaki

Fue aventado de manera ruda hacia una mesa, donde se encontraba su mangaka favorito, quien parecía ser engullido por oleadas de depresión, él tartamudeo cuando le diviso.

- Ijuuin-sensei - saludo de manera nerviosa, mientras miraba a todas partes y apretando de la esquina el suéter que traía para la ocasión.

Kyou

Ignorando a los demás, Kyou se acercó a Misaki, sacando su celular y mostrando una foto de su última ilustración, la que le estaba causando más de una preocupación. El dibujo en cuestión mostraba una exquisita cocina, donde a lo mejor, The☆Kan tendría que iniciar una nueva aventura.

"Takahashi-kun," Llamó Kyou nuevamente la atención del muchacho. "Mira muy bien esta ilustración. No me gustaría adelantar parte de la historia, pero… Sabes que The☆Kan ahora iniciará una nueva aventura. ¿Qué te parece este nuevo escenario?"

Mentalmente se regañaba por mostrar los famosos ‘spoilers’ a su fan y ávido lector, pero es que en realidad necesitaba una palabra de aliento.

Su mano libre desesperadamente tiraba de su cabello mostrando la ansiedad que crecía dentro de él. Su respiración era rápida y corta, y su voz era baja, casi como un murmullo.

A Ishi y Kirishima obviamente no les gustó el gesto de Kyou, inmediatamente replicando que lo que hacía era una locura.

"¡Silencio!" Replicó en un tono alto, que hizo que los otros guardaran silencio, no queriendo llamar la atención de los fans que aun esperaban por él.

"Takahashi-kun, este evento depende de tu respuesta clara y honesta."

Misaki

El castaño miró un poco asustado a Ijuuin-sensei, intercalando miradas de interrogación con las personas que estaban reunidas en el lugar, especialmente Isaka-san, quien solo le dio su sonrisa escalofriante.

- Hum… - tartamudeó tomando vacilante el celular para verlo mejor, lo primero que noto fue una cocina, su vena fan inmediatamente salto al reconocer el estilo, inmediatamente se enfoco en los detalles, toda la información que podía intuir de solo observarlo.

Los brillos que salían al tener algo nuevo en sus manos inundaron el lugar, y la sonrisa estúpida empezó a formarse en su rostro.

- Es fantástico, ¿es del nuevo número? - pregunto con los ojos grandes y brillantes, llenos de ilusión.

Kyou

- Lo es, - Respondió, tratando de poner la mejor sonrisa, aunque sus ojeras no le ayudaban a hacer más dulce su expresión. - ¿Tú crees que este escenario es decente? Porque… - Luego pausó, y se levantó, mirando hacia fuera, viendo a los fanáticos impacientes y algunos molestos. - No quiero defraudar a nadie. Nunca. Y tu eres el vocero de todos ellos, Takahashi-kun.

Kyou volvió a sentarse, tomando el teléfono consigo y mirando a Misaki, sus manos juntas, refregándose la una contra la otra, mostrando su expectativa por la respuesta. - Yo no soy el mejor, pero trabajo por mis fans, por los asistentes, por el equipo de Marukawa… y por mí. Takahashi-kun. Una sola frase… Y soy todo tuyo, y de los fans. -

Misaki

El castaño no sabia que hacer, volvió a sentirse incomodo.

- Hum, yo creo que Ijuuin-sensei es genial, y realmente, realmente debería salir ahora, los fans amamos lo que hace, si no, no hubiéramos venido - dijo rascándose nerviosamente la mejilla, tratando de que sus mejillas no se sonrojen.

Kyou

- ¿Y tú, Takahashi-kun? - Kyou ahora miraba a Misaki al rostro, buscando sus ojos esmeralda. - Habla por ti, no por ellos. -

Por alguna razón, Kyou buscaba tener una respuesta parecida a la que Misaki le dio cuando se encontraron la primera vez. Para asegurarle al otro que tenía su atención, movió su desordenado cabello hacia un lado, revelando su expresión más cautivadora. - ¿A ti te gusta lo que hago? ¿Podría decir que encuentras a este mangaka digno de admiración o de amor?

Misaki

- ¿De que habla?, yo lo amo - exclamó moviendo sus manos agitadamente, tratando de hacer llegar su mensaje de una vez por todas - amo todo su trabajo y esfuerzo - cruzando sus manos, y montones de brillos inundaban el lugar, su fan interior mostrándose al mundo en toda su gloria.

Kyou

Su sonrisa se empezó a dibujar mientras Misaki le respondía, su preocupación era disipada por la confesión del joven fan y mientras él terminaba de hablar, se ponía de pie, mirando a su equipo de trabajo.

- Muchachos, no hay que hacer esperar a los fans. Y tu, Misaki, te has ganado el lugar más especial en mi corazón. Hace un tiempo, cuando había tocado fondo, me ayudaste. Y hoy lo has hecho una vez mas. Gracias a ti, podré interactuar con los fans. ¿Quieres acompañarme afuera o vas con el resto de asistentes? -

Misaki

Misaki estuvo feliz cuando Ijuuin-sensei parecía estar bien de nuevo, y un suspiro de alivio salio de sus labios.

- No se preocupe sensei, tengo que esperar junto con los otros fans - dijo calmado, tratando de mitigar su emoción, e ignorando una parte de su cerebro que le parecía extraña cierta información.

"Deben ser imaginaciones mías" dijo en su mente, asi que despidiéndose se incorporo de nuevo a la bola de fans que esperaban mas que ansiosos que el evento iniciase.

Kyou

- Está bien. - Kyou respondió con esa misma sonrisa decorando su rostro. - Pero por favor, espera a que termine el evento en el café maid que está a un par de cuadras de aquí. Podremos tomarnos algo juntos.

Sin dar una oportunidad a Misaki de replicar o protestar, se alejó de él, yendo hacia Kirishima.

- ¡Empecemos esto, Zen, ya hemos hecho esperar a la gente! - Pasando al lado de Yukina, Kyou hizo presencia en el stand, desatando la euforia colectiva de las fans. - Bienvenidos a todos, y me disculpo por mi demora. Quería asegurarme de que todo estaba bien para que este evento salga lo mejor posible. ¡Gracias por su asistencia! -

Todos los fan estaban extasiados, incluyendo al propietario de la librería Marimo, quien era un reconocido fan del manga, en especial de The☆Kan.

Misaki

El castaño se quedo un poco inquieto al gesto del sensei, pero trato de ignorarlo, aun cuando existía una pequeña punzada de algo en la parte trasera de su mente, lo dejo ir, cuando la fila se reanudo, y los fans empezaban a avanzar, su entusiasmo volvió, pero aun pensando en la petición de Ijuuin-sensei de ir al café maid después del evento, sería grosero rechazarlo, pero al mismo tiempo había esa sensación incomoda, realmente no sabía como actuar.

Su turno para recibir el autógrafo llegó, demasiado pronto en su opinión, pero su entusiasmo no disminuyo, ahora solo faltaba saber quien era el ganador de la figura de colección.

Kyou

La figura fue traída a la mesa por Ishi, dejada en frente de Kyou. El tomó la caja con cuidado y con un marcador, plantó su firma, con un dibujo rápido de The☆Kan y un “I love you”. Los fans se volvieron locos, y pidieron que el sorteo se hiciera tan rápido como fuera posible.

Una bolsa de tela fue puesta ahora en frente de él, que contenía todos los números de los participantes. Un pequeño sonido de redoblante anunciaba que el ganador se conocería pronto…

Kyou introdujo su mano en la bolsa y luego de revolver el contenido tomó un papel y lo trajo cerca de si.

- Ok… el ganador o ganadora de esta rifa especial de esta figura, y de un libro compilado de los mejores capítulos de la serie es… ¡El número 1648! -

Misaki

El ojiverde vio emocionado el momento en firmaron la caja, y estaba completamente absorto cuando Ijuuin-sensei saco el número ganador de la bolsa, además de un premio extra que nadie conocía, el tomo recopilatorio.

- ¡El número 1648! - anunciaron al ganador, e inmediatamente los fans revisaron sus boletos, para verificar sus números, el castaño hizo lo mismo, en donde se encontró con la sorpresa de que era el mismo, se talló los ojos solo para verificar que no estaba viendo mal.

- Aquí - alzo la mano cuando comprobó de que realmente tenia ese número, hoy realmente era un día de suerte.

Kyou

Kyou se puso de pie para buscar a quien reclamaba el premio como suyo, sus ojos oscuros moviéndose de un lado a otro, con una expresión llena de curiosidad y expectativa. Solo hasta ver la mano alzada, se dio cuenta de que era Misaki… y luego de mostrar su sorpresa, no pudo evitar el sonreir con confianza, mientras las fans babeaban por el mangaka.

- ¡Acércate, para que todos te vean!

Tomando los premios, Kyou saltó del pequeño escenario montado y paso por los fans, tratando de llegar con el ganador de la rifa. Las chicas le tocaban, no lo querían dejar pasar, pero sosteniendo los premios en una mano y haciendo señas con la otra o saludando a los desesperados fans que parecían actual como si él fuese una estrella de rock. Sin embargo, muy lentamente, se hizo camino hasta el estudiante.

- Parece que era difícil que pudieras llegar hasta la mesa. ¿Puedes por favor mostrar tu número para que todos vean que eres en realidad el ganador?

Misaki

El castaño mostró su número con un poco de recelo, después de todo, hace nada estaban los demás un poco emocionados tratándolo como muñeco de trapo, Ijuuin-sensei se acercó, tomo el cupón y mostró el número.

La emoción se sentía hasta sus huesos, cuando se verifico que era legitimo.

Kyou

Obviamente algunos criticaron, pero otros celebraron, aplaudiendo a Misaki por el premio obtenido. Kyou tomó la mano del castaño y lo llevo de vuelta a la mesa, donde le entregó sus premios y le dio un abrazo. Aunque obviamente, dicho abrazo demoró más de lo “normal”.

- Tienes mucha suerte, Takahashi-kun… ¿O será algo del destino? Me inclinaría por lo último, ya me has ayudado mucho y no te había recompensado.

Misaki

Sintiendo que ese abrazo estaba durando demasiado, y que Ijuuin-sensei estaba demasiado cerca para su comodidad, además de que tenia público, en los cuales había personas que lo miraban con odio, molestia, o en el caso de Isaka-san, con una gran sonrisa, ¡Oh no!, quien sabe que le dirá a Usagi-san cuando tenga oportunidad.

- Si bueno - murmuró nerviosamente tratando de alejarse del mangaka, quien le soltó demasiado lento.

Kyou

- No puedes irte aun, creo que Zen e Ishi tienen que tomar tus datos, y algunas otras fotos, - Señaló Kyou al fotógrafo que les capturó en el momento de la entrega (y quien sabe qué otro momento), y luego a los que nombró, quienes esperaban a Misaki para hacer unas preguntas. - Recuerda que te estaré esperando, Takahashi-kun. Aunque… Te veo un poco nervioso. - Soltando lentamente a Misaki, el mangaka le ofreció una sonrisa al castaño. - No estés así. Me gustas mucho, entonces me gustaría que saliéramos juntos.

misaki-takahashi-esp

Hablando de Fans

Había muchas cosas que amaba, una de esas cosas era The☆Kan, y le alegraba muchísimo poder vivir para verla, también había tenido la suerte de conseguir, con esfuerzo, coleccionables, y la más reciente, ir a la firma de autógrafos, aun con el acoso de Usagi-san, él se divirtió mucho, ya que a pesar de llevar a personas que no entendían que estaba pasando, fue con su cómplice, Tōdō, quien le comprendía en muchos sentidos.

Misaki

 Ahora estaba de nuevo juntando calcomanías, para ganarse una figura especial autografiada, no es que no tuviera elementos autografiados anteriormente, pero su fan interior no podía dejar de pasar esa oportunidad, estamos hablando de una figura especial The☆Kan, autografiada por Ijuuin-sensei, él no podía pedir más, para el gran descontento de Usagi-san.

Kyou

El lugar estaba lleno. Cientos de fanáticas (y unos cuantos fanáticos) estaban esperando en la librería Marimo el resultado de la rifa de la figura de edición especial de The☆Kan, y para que todo fuera real, a Ijuuin se le indicó que debía firmar la caja de la figura en frente de sus fans.

Sin embargo, el día anterior, se había quedado despierto para terminar el manuscrito de la siguiente edición… Su cabeza solo asentía a lo que fuera que los editores y el personal de ventas de Marukawa, mientras su mente pensaba en el desastre de la página doble del final del capítulo…

Los fans lo iban a odiar, y le abandonarían con su tonta figura de colección.

"Yo… no voy a salir."

Todo el personal de Marukawa y de Marimo frenó en seco. nadie esperaba que Ijjuin fuese a hacer algo así… a 10 minutos de iniciar el evento!

Misaki

Había conseguido ir a la firma de autógrafos, estaba tan emocionado, no solo para ver a Ijuuin-sensei en persona… de nuevo, sino porque iban a sortear esa figura, su vena fanática estaba excitada, esta vez puedo asistir sin su acosador personal, pero estaba seguro que pronto se aparecería de la nada para llevarlo a casa.

No se sentía intimidado a pesar de que la mayoría de las personas reunidas en la librería eran mujeres.

Su emoción creció mientras el tiempo se aproximaba.

Kyou

Diez minutos habían pasado, y el evento no empezaba. Las fans empezaron a murmurar, tratando de pensar en qué podría haber pasado, para retrasar el evento así. El personal de la librería salió a calmar las ansias de los asistentes. Detrás del stand principal, su editor Ishi, trataba sin éxito de hacerle entrar en razón, pero nadie daba con el chiste de por qué estaba tan perdido.

"Déjenme solo…! Igual, ya defraudaré a mis fanáticos con esas ilustraciones de baja calidad!"

Ishi seguía intentando hacerle entrar en razón, mientras alguien se escabullía hacia la multitud.

Y ese alguien sabía que Misaki podría estar hoy en el evento. Tanto por que se aseguró de encontrar su nombre en el listado de participantes de la rifa.

Una mano salió de “la nada”, agarrando a Misaki, y llevándolo detrás del stand.

"Chibi-tan!"

Misaki

Cuando la hora de inicio había pasado, Misaki empezó a preocuparse, después de todo estaba al tanto de las etapas depresivas de Ijuuin-sensei, viendo como otros fans estaban viendo a todos lados confundidos y murmurando entre.

- ¿Qué habrá pasado? - susurró una pregunta, viendo como los trabajadores trataban de tranquilizar el ambiente, sin embargo, no puedo completar sus pensamientos, cuando alguien le agarro del brazo y lo arrastro consigo.

- ¡Chibi-tan! - dijo alguien muy entusiasta, y él conocía bastante bien, casi quiso gemir por su suerte.

- Hola - murmuró con una sonrisa forzada, percatándose que Isaka-san no era él único en la habitación.

Kyou

Rápidamente Isaka señaló hacia la mesa donde estaba Kyou, sentado junto a Kirishima, Ishi y Yukina de Marimo. - Necesitamos tu ayuda nuevamente, como hace algún tiempo. ¡Ve! -

Y sin ninguna seña de duda lanzó a Misaki hacia la esquina donde la mesa estaba.

Kyou se puso de pie, manos encogidas en puños, muy cerca de insultarlos a todos. Su depresión estaba a tope, y lo único que quería hacer era salir de ahi, pero, la presencia de alguien nuevo hizo que su ira tomara una pausa, mas que todo por la sorpresa. Era una figura que él ya había reconocido en unas cuantas oportunidades…

Era quien le había ayudado en su bloqueo pasado…

Y ahora aparecía casi que como un ángel en el momento preciso.

"Tu… T— Takahashi-kun…?"

Misaki

Fue aventado de manera ruda hacia una mesa, donde se encontraba su mangaka favorito, quien parecía ser engullido por oleadas de depresión, él tartamudeo cuando le diviso.

- Ijuuin-sensei - saludo de manera nerviosa, mientras miraba a todas partes y apretando de la esquina el suéter que traía para la ocasión.

Kyou

Ignorando a los demás, Kyou se acercó a Misaki, sacando su celular y mostrando una foto de su última ilustración, la que le estaba causando más de una preocupación. El dibujo en cuestión mostraba una exquisita cocina, donde a lo mejor, The☆Kan tendría que iniciar una nueva aventura.

"Takahashi-kun," Llamó Kyou nuevamente la atención del muchacho. "Mira muy bien esta ilustración. No me gustaría adelantar parte de la historia, pero… Sabes que The☆Kan ahora iniciará una nueva aventura. ¿Qué te parece este nuevo escenario?"

Mentalmente se regañaba por mostrar los famosos ‘spoilers’ a su fan y ávido lector, pero es que en realidad necesitaba una palabra de aliento.

Su mano libre desesperadamente tiraba de su cabello mostrando la ansiedad que crecía dentro de él. Su respiración era rápida y corta, y su voz era baja, casi como un murmullo.

A Ishi y Kirishima obviamente no les gustó el gesto de Kyou, inmediatamente replicando que lo que hacía era una locura.

"¡Silencio!" Replicó en un tono alto, que hizo que los otros guardaran silencio, no queriendo llamar la atención de los fans que aun esperaban por él.

"Takahashi-kun, este evento depende de tu respuesta clara y honesta."

Misaki

El castaño miró un poco asustado a Ijuuin-sensei, intercalando miradas de interrogación con las personas que estaban reunidas en el lugar, especialmente Isaka-san, quien solo le dio su sonrisa escalofriante.

- Hum… - tartamudeó tomando vacilante el celular para verlo mejor, lo primero que noto fue una cocina, su vena fan inmediatamente salto al reconocer el estilo, inmediatamente se enfoco en los detalles, toda la información que podía intuir de solo observarlo.

Los brillos que salían al tener algo nuevo en sus manos inundaron el lugar, y la sonrisa estúpida empezó a formarse en su rostro.

- Es fantástico, ¿es del nuevo número? - pregunto con los ojos grandes y brillantes, llenos de ilusión.

Kyou

- Lo es, - Respondió, tratando de poner la mejor sonrisa, aunque sus ojeras no le ayudaban a hacer más dulce su expresión. - ¿Tú crees que este escenario es decente? Porque… - Luego pausó, y se levantó, mirando hacia fuera, viendo a los fanáticos impacientes y algunos molestos. - No quiero defraudar a nadie. Nunca. Y tu eres el vocero de todos ellos, Takahashi-kun.

Kyou volvió a sentarse, tomando el teléfono consigo y mirando a Misaki, sus manos juntas, refregándose la una contra la otra, mostrando su expectativa por la respuesta. - Yo no soy el mejor, pero trabajo por mis fans, por los asistentes, por el equipo de Marukawa… y por mí. Takahashi-kun. Una sola frase… Y soy todo tuyo, y de los fans. -

Misaki

El castaño no sabia que hacer, volvió a sentirse incomodo.

- Hum, yo creo que Ijuuin-sensei es genial, y realmente, realmente debería salir ahora, los fans amamos lo que hace, si no, no hubiéramos venido - dijo rascándose nerviosamente la mejilla, tratando de que sus mejillas no se sonrojen.

Kyou

- ¿Y tú, Takahashi-kun? - Kyou ahora miraba a Misaki al rostro, buscando sus ojos esmeralda. - Habla por ti, no por ellos. -

Por alguna razón, Kyou buscaba tener una respuesta parecida a la que Misaki le dio cuando se encontraron la primera vez. Para asegurarle al otro que tenía su atención, movió su desordenado cabello hacia un lado, revelando su expresión más cautivadora. - ¿A ti te gusta lo que hago? ¿Podría decir que encuentras a este mangaka digno de admiración o de amor?

Misaki

- ¿De que habla?, yo lo amo - exclamó moviendo sus manos agitadamente, tratando de hacer llegar su mensaje de una vez por todas - amo todo su trabajo y esfuerzo - cruzando sus manos, y montones de brillos inundaban el lugar, su fan interior mostrándose al mundo en toda su gloria.

Kyou

Su sonrisa se empezó a dibujar mientras Misaki le respondía, su preocupación era disipada por la confesión del joven fan y mientras él terminaba de hablar, se ponía de pie, mirando a su equipo de trabajo.

- Muchachos, no hay que hacer esperar a los fans. Y tu, Misaki, te has ganado el lugar más especial en mi corazón. Hace un tiempo, cuando había tocado fondo, me ayudaste. Y hoy lo has hecho una vez mas. Gracias a ti, podré interactuar con los fans. ¿Quieres acompañarme afuera o vas con el resto de asistentes? -

Misaki

Misaki estuvo feliz cuando Ijuuin-sensei parecía estar bien de nuevo, y un suspiro de alivio salio de sus labios.

- No se preocupe sensei, tengo que esperar junto con los otros fans - dijo calmado, tratando de mitigar su emoción, e ignorando una parte de su cerebro que le parecía extraña cierta información.

"Deben ser imaginaciones mías" dijo en su mente, asi que despidiéndose se incorporo de nuevo a la bola de fans que esperaban mas que ansiosos que el evento iniciase.

Kyou

- Está bien. - Kyou respondió con esa misma sonrisa decorando su rostro. - Pero por favor, espera a que termine el evento en el café maid que está a un par de cuadras de aquí. Podremos tomarnos algo juntos.

Sin dar una oportunidad a Misaki de replicar o protestar, se alejó de él, yendo hacia Kirishima.

- ¡Empecemos esto, Zen, ya hemos hecho esperar a la gente! - Pasando al lado de Yukina, Kyou hizo presencia en el stand, desatando la euforia colectiva de las fans. - Bienvenidos a todos, y me disculpo por mi demora. Quería asegurarme de que todo estaba bien para que este evento salga lo mejor posible. ¡Gracias por su asistencia! -

Todos los fan estaban extasiados, incluyendo al propietario de la librería Marimo, quien era un reconocido fan del manga, en especial de The☆Kan.

Misaki

El castaño se quedo un poco inquieto al gesto del sensei, pero trato de ignorarlo, aun cuando existía una pequeña punzada de algo en la parte trasera de su mente, lo dejo ir, cuando la fila se reanudo, y los fans empezaban a avanzar, su entusiasmo volvió, pero aun pensando en la petición de Ijuuin-sensei de ir al café maid después del evento, sería grosero rechazarlo, pero al mismo tiempo había esa sensación incomoda, realmente no sabía como actuar.

Su turno para recibir el autógrafo llegó, demasiado pronto en su opinión, pero su entusiasmo no disminuyo, ahora solo faltaba saber quien era el ganador de la figura de colección.

Kyou

La figura fue traída a la mesa por Ishi, dejada en frente de Kyou. El tomó la caja con cuidado y con un marcador, plantó su firma, con un dibujo rápido de The☆Kan y un “I love you”. Los fans se volvieron locos, y pidieron que el sorteo se hiciera tan rápido como fuera posible.

Una bolsa de tela fue puesta ahora en frente de él, que contenía todos los números de los participantes. Un pequeño sonido de redoblante anunciaba que el ganador se conocería pronto…

Kyou introdujo su mano en la bolsa y luego de revolver el contenido tomó un papel y lo trajo cerca de si.

- Ok… el ganador o ganadora de esta rifa especial de esta figura, y de un libro compilado de los mejores capítulos de la serie es… ¡El número 1648! -

Misaki

El ojiverde vio emocionado el momento en firmaron la caja, y estaba completamente absorto cuando Ijuuin-sensei saco el número ganador de la bolsa, además de un premio extra que nadie conocía, el tomo recopilatorio.

- ¡El número 1648! - anunciaron al ganador, e inmediatamente los fans revisaron sus boletos, para verificar sus números, el castaño hizo lo mismo, en donde se encontró con la sorpresa de que era el mismo, se talló los ojos solo para verificar que no estaba viendo mal.

- Aquí - alzo la mano cuando comprobó de que realmente tenia ese número, hoy realmente era un día de suerte.

Kyou

Kyou se puso de pie para buscar a quien reclamaba el premio como suyo, sus ojos oscuros moviéndose de un lado a otro, con una expresión llena de curiosidad y expectativa. Solo hasta ver la mano alzada, se dio cuenta de que era Misaki… y luego de mostrar su sorpresa, no pudo evitar el sonreir con confianza, mientras las fans babeaban por el mangaka.

- ¡Acércate, para que todos te vean!

Tomando los premios, Kyou saltó del pequeño escenario montado y paso por los fans, tratando de llegar con el ganador de la rifa. Las chicas le tocaban, no lo querían dejar pasar, pero sosteniendo los premios en una mano y haciendo señas con la otra o saludando a los desesperados fans que parecían actual como si él fuese una estrella de rock. Sin embargo, muy lentamente, se hizo camino hasta el estudiante.

- Parece que era difícil que pudieras llegar hasta la mesa. ¿Puedes por favor mostrar tu número para que todos vean que eres en realidad el ganador?

Misaki

El castaño mostró su número con un poco de recelo, después de todo, hace nada estaban los demás un poco emocionados tratándolo como muñeco de trapo, Ijuuin-sensei se acercó, tomo el cupón y mostró el número.

La emoción se sentía hasta sus huesos, cuando se verifico que era legitimo.

Kyou

Obviamente algunos criticaron, pero otros celebraron, aplaudiendo a Misaki por el premio obtenido. Kyou tomó la mano del castaño y lo llevo de vuelta a la mesa, donde le entregó sus premios y le dio un abrazo. Aunque obviamente, dicho abrazo demoró más de lo “normal”.

- Tienes mucha suerte, Takahashi-kun… ¿O será algo del destino? Me inclinaría por lo último, ya me has ayudado mucho y no te había recompensado.

misaki-takahashi-esp

Hablando de Fans

Había muchas cosas que amaba, una de esas cosas era The☆Kan, y le alegraba muchísimo poder vivir para verla, también había tenido la suerte de conseguir, con esfuerzo, coleccionables, y la más reciente, ir a la firma de autógrafos, aun con el acoso de Usagi-san, él se divirtió mucho, ya que a pesar de llevar a personas que no entendían que estaba pasando, fue con su cómplice, Tōdō, quien le comprendía en muchos sentidos.

Misaki

 Ahora estaba de nuevo juntando calcomanías, para ganarse una figura especial autografiada, no es que no tuviera elementos autografiados anteriormente, pero su fan interior no podía dejar de pasar esa oportunidad, estamos hablando de una figura especial The☆Kan, autografiada por Ijuuin-sensei, él no podía pedir más, para el gran descontento de Usagi-san.

Kyou

El lugar estaba lleno. Cientos de fanáticas (y unos cuantos fanáticos) estaban esperando en la librería Marimo el resultado de la rifa de la figura de edición especial de The☆Kan, y para que todo fuera real, a Ijuuin se le indicó que debía firmar la caja de la figura en frente de sus fans.

Sin embargo, el día anterior, se había quedado despierto para terminar el manuscrito de la siguiente edición… Su cabeza solo asentía a lo que fuera que los editores y el personal de ventas de Marukawa, mientras su mente pensaba en el desastre de la página doble del final del capítulo…

Los fans lo iban a odiar, y le abandonarían con su tonta figura de colección.

"Yo… no voy a salir."

Todo el personal de Marukawa y de Marimo frenó en seco. nadie esperaba que Ijjuin fuese a hacer algo así… a 10 minutos de iniciar el evento!

Misaki

Había conseguido ir a la firma de autógrafos, estaba tan emocionado, no solo para ver a Ijuuin-sensei en persona… de nuevo, sino porque iban a sortear esa figura, su vena fanática estaba excitada, esta vez puedo asistir sin su acosador personal, pero estaba seguro que pronto se aparecería de la nada para llevarlo a casa.

No se sentía intimidado a pesar de que la mayoría de las personas reunidas en la librería eran mujeres.

Su emoción creció mientras el tiempo se aproximaba.

Kyou

Diez minutos habían pasado, y el evento no empezaba. Las fans empezaron a murmurar, tratando de pensar en qué podría haber pasado, para retrasar el evento así. El personal de la librería salió a calmar las ansias de los asistentes. Detrás del stand principal, su editor Ishi, trataba sin éxito de hacerle entrar en razón, pero nadie daba con el chiste de por qué estaba tan perdido.

"Déjenme solo…! Igual, ya defraudaré a mis fanáticos con esas ilustraciones de baja calidad!"

Ishi seguía intentando hacerle entrar en razón, mientras alguien se escabullía hacia la multitud.

Y ese alguien sabía que Misaki podría estar hoy en el evento. Tanto por que se aseguró de encontrar su nombre en el listado de participantes de la rifa.

Una mano salió de “la nada”, agarrando a Misaki, y llevándolo detrás del stand.

"Chibi-tan!"

Misaki

Cuando la hora de inicio había pasado, Misaki empezó a preocuparse, después de todo estaba al tanto de las etapas depresivas de Ijuuin-sensei, viendo como otros fans estaban viendo a todos lados confundidos y murmurando entre.

- ¿Qué habrá pasado? - susurró una pregunta, viendo como los trabajadores trataban de tranquilizar el ambiente, sin embargo, no puedo completar sus pensamientos, cuando alguien le agarro del brazo y lo arrastro consigo.

- ¡Chibi-tan! - dijo alguien muy entusiasta, y él conocía bastante bien, casi quiso gemir por su suerte.

- Hola - murmuró con una sonrisa forzada, percatándose que Isaka-san no era él único en la habitación.

Kyou

Rápidamente Isaka señaló hacia la mesa donde estaba Kyou, sentado junto a Kirishima, Ishi y Yukina de Marimo. - Necesitamos tu ayuda nuevamente, como hace algún tiempo. ¡Ve! -

Y sin ninguna seña de duda lanzó a Misaki hacia la esquina donde la mesa estaba.

Kyou se puso de pie, manos encogidas en puños, muy cerca de insultarlos a todos. Su depresión estaba a tope, y lo único que quería hacer era salir de ahi, pero, la presencia de alguien nuevo hizo que su ira tomara una pausa, mas que todo por la sorpresa. Era una figura que él ya había reconocido en unas cuantas oportunidades…

Era quien le había ayudado en su bloqueo pasado…

Y ahora aparecía casi que como un ángel en el momento preciso.

"Tu… T— Takahashi-kun…?"

Misaki

Fue aventado de manera ruda hacia una mesa, donde se encontraba su mangaka favorito, quien parecía ser engullido por oleadas de depresión, él tartamudeo cuando le diviso.

- Ijuuin-sensei - saludo de manera nerviosa, mientras miraba a todas partes y apretando de la esquina el suéter que traía para la ocasión.

Kyou

Ignorando a los demás, Kyou se acercó a Misaki, sacando su celular y mostrando una foto de su última ilustración, la que le estaba causando más de una preocupación. El dibujo en cuestión mostraba una exquisita cocina, donde a lo mejor, The☆Kan tendría que iniciar una nueva aventura.

"Takahashi-kun," Llamó Kyou nuevamente la atención del muchacho. "Mira muy bien esta ilustración. No me gustaría adelantar parte de la historia, pero… Sabes que The☆Kan ahora iniciará una nueva aventura. ¿Qué te parece este nuevo escenario?"

Mentalmente se regañaba por mostrar los famosos ‘spoilers’ a su fan y ávido lector, pero es que en realidad necesitaba una palabra de aliento.

Su mano libre desesperadamente tiraba de su cabello mostrando la ansiedad que crecía dentro de él. Su respiración era rápida y corta, y su voz era baja, casi como un murmullo.

A Ishi y Kirishima obviamente no les gustó el gesto de Kyou, inmediatamente replicando que lo que hacía era una locura.

"¡Silencio!" Replicó en un tono alto, que hizo que los otros guardaran silencio, no queriendo llamar la atención de los fans que aun esperaban por él.

"Takahashi-kun, este evento depende de tu respuesta clara y honesta."

Misaki

El castaño miró un poco asustado a Ijuuin-sensei, intercalando miradas de interrogación con las personas que estaban reunidas en el lugar, especialmente Isaka-san, quien solo le dio su sonrisa escalofriante.

- Hum… - tartamudeó tomando vacilante el celular para verlo mejor, lo primero que noto fue una cocina, su vena fan inmediatamente salto al reconocer el estilo, inmediatamente se enfoco en los detalles, toda la información que podía intuir de solo observarlo.

Los brillos que salían al tener algo nuevo en sus manos inundaron el lugar, y la sonrisa estúpida empezó a formarse en su rostro.

- Es fantástico, ¿es del nuevo número? - pregunto con los ojos grandes y brillantes, llenos de ilusión.

Kyou

- Lo es, - Respondió, tratando de poner la mejor sonrisa, aunque sus ojeras no le ayudaban a hacer más dulce su expresión. - ¿Tú crees que este escenario es decente? Porque… - Luego pausó, y se levantó, mirando hacia fuera, viendo a los fanáticos impacientes y algunos molestos. - No quiero defraudar a nadie. Nunca. Y tu eres el vocero de todos ellos, Takahashi-kun.

Kyou volvió a sentarse, tomando el teléfono consigo y mirando a Misaki, sus manos juntas, refregándose la una contra la otra, mostrando su expectativa por la respuesta. - Yo no soy el mejor, pero trabajo por mis fans, por los asistentes, por el equipo de Marukawa… y por mí. Takahashi-kun. Una sola frase… Y soy todo tuyo, y de los fans. -

Misaki

El castaño no sabia que hacer, volvió a sentirse incomodo.

- Hum, yo creo que Ijuuin-sensei es genial, y realmente, realmente debería salir ahora, los fans amamos lo que hace, si no, no hubiéramos venido - dijo rascándose nerviosamente la mejilla, tratando de que sus mejillas no se sonrojen.

Kyou

- ¿Y tú, Takahashi-kun? - Kyou ahora miraba a Misaki al rostro, buscando sus ojos esmeralda. - Habla por ti, no por ellos. -

Por alguna razón, Kyou buscaba tener una respuesta parecida a la que Misaki le dio cuando se encontraron la primera vez. Para asegurarle al otro que tenía su atención, movió su desordenado cabello hacia un lado, revelando su expresión más cautivadora. - ¿A ti te gusta lo que hago? ¿Podría decir que encuentras a este mangaka digno de admiración o de amor?

Misaki

- ¿De que habla?, yo lo amo - exclamó moviendo sus manos agitadamente, tratando de hacer llegar su mensaje de una vez por todas - amo todo su trabajo y esfuerzo - cruzando sus manos, y montones de brillos inundaban el lugar, su fan interior mostrándose al mundo en toda su gloria.

Kyou

Su sonrisa se empezó a dibujar mientras Misaki le respondía, su preocupación era disipada por la confesión del joven fan y mientras él terminaba de hablar, se ponía de pie, mirando a su equipo de trabajo.

- Muchachos, no hay que hacer esperar a los fans. Y tu, Misaki, te has ganado el lugar más especial en mi corazón. Hace un tiempo, cuando había tocado fondo, me ayudaste. Y hoy lo has hecho una vez mas. Gracias a ti, podré interactuar con los fans. ¿Quieres acompañarme afuera o vas con el resto de asistentes? -

Misaki

Misaki estuvo feliz cuando Ijuuin-sensei parecía estar bien de nuevo, y un suspiro de alivio salio de sus labios.

- No se preocupe sensei, tengo que esperar junto con los otros fans - dijo calmado, tratando de mitigar su emoción, e ignorando una parte de su cerebro que le parecía extraña cierta información.

"Deben ser imaginaciones mías" dijo en su mente, asi que despidiéndose se incorporo de nuevo a la bola de fans que esperaban mas que ansiosos que el evento iniciase.

Kyou

- Está bien. - Kyou respondió con esa misma sonrisa decorando su rostro. - Pero por favor, espera a que termine el evento en el café maid que está a un par de cuadras de aquí. Podremos tomarnos algo juntos.

Sin dar una oportunidad a Misaki de replicar o protestar, se alejó de él, yendo hacia Kirishima.

- ¡Empecemos esto, Zen, ya hemos hecho esperar a la gente! - Pasando al lado de Yukina, Kyou hizo presencia en el stand, desatando la euforia colectiva de las fans. - Bienvenidos a todos, y me disculpo por mi demora. Quería asegurarme de que todo estaba bien para que este evento salga lo mejor posible. ¡Gracias por su asistencia! -

Todos los fan estaban extasiados, incluyendo al propietario de la librería Marimo, quien era un reconocido fan del manga, en especial de The☆Kan.

Misaki

El castaño se quedo un poco inquieto al gesto del sensei, pero trato de ignorarlo, aun cuando existía una pequeña punzada de algo en la parte trasera de su mente, lo dejo ir, cuando la fila se reanudo, y los fans empezaban a avanzar, su entusiasmo volvió, pero aun pensando en la petición de Ijuuin-sensei de ir al café maid después del evento, sería grosero rechazarlo, pero al mismo tiempo había esa sensación incomoda, realmente no sabía como actuar.

Su turno para recibir el autógrafo llegó, demasiado pronto en su opinión, pero su entusiasmo no disminuyo, ahora solo faltaba saber quien era el ganador de la figura de colección.

Kyou

La figura fue traída a la mesa por Ishi, dejada en frente de Kyou. El tomó la caja con cuidado y con un marcador, plantó su firma, con un dibujo rápido de The☆Kan y un “I love you”. Los fans se volvieron locos, y pidieron que el sorteo se hiciera tan rápido como fuera posible.

Una bolsa de tela fue puesta ahora en frente de él, que contenía todos los números de los participantes. Un pequeño sonido de redoblante anunciaba que el ganador se conocería pronto…

Kyou introdujo su mano en la bolsa y luego de revolver el contenido tomó un papel y lo trajo cerca de si.

- Ok… el ganador o ganadora de esta rifa especial de esta figura, y de un libro compilado de los mejores capítulos de la serie es… ¡El número 1648! -

Misaki

El ojiverde vio emocionado el momento en firmaron la caja, y estaba completamente absorto cuando Ijuuin-sensei saco el número ganador de la bolsa, además de un premio extra que nadie conocía, el tomo recopilatorio.

- ¡El número 1648! - anunciaron al ganador, e inmediatamente los fans revisaron sus boletos, para verificar sus números, el castaño hizo lo mismo, en donde se encontró con la sorpresa de que era el mismo, se talló los ojos solo para verificar que no estaba viendo mal.

- Aquí - alzo la mano cuando comprobó de que realmente tenia ese número, hoy realmente era un día de suerte.

Kyou

Kyou se puso de pie para buscar a quien reclamaba el premio como suyo, sus ojos oscuros moviéndose de un lado a otro, con una expresión llena de curiosidad y expectativa. Solo hasta ver la mano alzada, se dio cuenta de que era Misaki… y luego de mostrar su sorpresa, no pudo evitar el sonreir con confianza, mientras las fans babeaban por el mangaka.

- ¡Acércate, para que todos te vean!

Tomando los premios, Kyou saltó del pequeño escenario montado y paso por los fans, tratando de llegar con el ganador de la rifa. Las chicas le tocaban, no lo querían dejar pasar, pero sosteniendo los premios en una mano y haciendo señas con la otra o saludando a los desesperados fans que parecían actual como si él fuese una estrella de rock. Sin embargo, muy lentamente, se hizo camino hasta el estudiante.

- Parece que era difícil que pudieras llegar hasta la mesa. ¿Puedes por favor mostrar tu número para que todos vean que eres en realidad el ganador?

misaki-takahashi-esp

Hablando de Fans

Había muchas cosas que amaba, una de esas cosas era The☆Kan, y le alegraba muchísimo poder vivir para verla, también había tenido la suerte de conseguir, con esfuerzo, coleccionables, y la más reciente, ir a la firma de autógrafos, aun con el acoso de Usagi-san, él se divirtió mucho, ya que a pesar de llevar a personas que no entendían que estaba pasando, fue con su cómplice, Tōdō, quien le comprendía en muchos sentidos.

Misaki

 Ahora estaba de nuevo juntando calcomanías, para ganarse una figura especial autografiada, no es que no tuviera elementos autografiados anteriormente, pero su fan interior no podía dejar de pasar esa oportunidad, estamos hablando de una figura especial The☆Kan, autografiada por Ijuuin-sensei, él no podía pedir más, para el gran descontento de Usagi-san.

Kyou

El lugar estaba lleno. Cientos de fanáticas (y unos cuantos fanáticos) estaban esperando en la librería Marimo el resultado de la rifa de la figura de edición especial de The☆Kan, y para que todo fuera real, a Ijuuin se le indicó que debía firmar la caja de la figura en frente de sus fans.

Sin embargo, el día anterior, se había quedado despierto para terminar el manuscrito de la siguiente edición… Su cabeza solo asentía a lo que fuera que los editores y el personal de ventas de Marukawa, mientras su mente pensaba en el desastre de la página doble del final del capítulo…

Los fans lo iban a odiar, y le abandonarían con su tonta figura de colección.

"Yo… no voy a salir."

Todo el personal de Marukawa y de Marimo frenó en seco. nadie esperaba que Ijjuin fuese a hacer algo así… a 10 minutos de iniciar el evento!

Misaki

Había conseguido ir a la firma de autógrafos, estaba tan emocionado, no solo para ver a Ijuuin-sensei en persona… de nuevo, sino porque iban a sortear esa figura, su vena fanática estaba excitada, esta vez puedo asistir sin su acosador personal, pero estaba seguro que pronto se aparecería de la nada para llevarlo a casa.

No se sentía intimidado a pesar de que la mayoría de las personas reunidas en la librería eran mujeres.

Su emoción creció mientras el tiempo se aproximaba.

Kyou

Diez minutos habían pasado, y el evento no empezaba. Las fans empezaron a murmurar, tratando de pensar en qué podría haber pasado, para retrasar el evento así. El personal de la librería salió a calmar las ansias de los asistentes. Detrás del stand principal, su editor Ishi, trataba sin éxito de hacerle entrar en razón, pero nadie daba con el chiste de por qué estaba tan perdido.

"Déjenme solo…! Igual, ya defraudaré a mis fanáticos con esas ilustraciones de baja calidad!"

Ishi seguía intentando hacerle entrar en razón, mientras alguien se escabullía hacia la multitud.

Y ese alguien sabía que Misaki podría estar hoy en el evento. Tanto por que se aseguró de encontrar su nombre en el listado de participantes de la rifa.

Una mano salió de “la nada”, agarrando a Misaki, y llevándolo detrás del stand.

"Chibi-tan!"

Misaki

Cuando la hora de inicio había pasado, Misaki empezó a preocuparse, después de todo estaba al tanto de las etapas depresivas de Ijuuin-sensei, viendo como otros fans estaban viendo a todos lados confundidos y murmurando entre.

- ¿Qué habrá pasado? - susurró una pregunta, viendo como los trabajadores trataban de tranquilizar el ambiente, sin embargo, no puedo completar sus pensamientos, cuando alguien le agarro del brazo y lo arrastro consigo.

- ¡Chibi-tan! - dijo alguien muy entusiasta, y él conocía bastante bien, casi quiso gemir por su suerte.

- Hola - murmuró con una sonrisa forzada, percatándose que Isaka-san no era él único en la habitación.

Kyou

Rápidamente Isaka señaló hacia la mesa donde estaba Kyou, sentado junto a Kirishima, Ishi y Yukina de Marimo. - Necesitamos tu ayuda nuevamente, como hace algún tiempo. ¡Ve! -

Y sin ninguna seña de duda lanzó a Misaki hacia la esquina donde la mesa estaba.

Kyou se puso de pie, manos encogidas en puños, muy cerca de insultarlos a todos. Su depresión estaba a tope, y lo único que quería hacer era salir de ahi, pero, la presencia de alguien nuevo hizo que su ira tomara una pausa, mas que todo por la sorpresa. Era una figura que él ya había reconocido en unas cuantas oportunidades…

Era quien le había ayudado en su bloqueo pasado…

Y ahora aparecía casi que como un ángel en el momento preciso.

"Tu… T— Takahashi-kun…?"

Misaki

Fue aventado de manera ruda hacia una mesa, donde se encontraba su mangaka favorito, quien parecía ser engullido por oleadas de depresión, él tartamudeo cuando le diviso.

- Ijuuin-sensei - saludo de manera nerviosa, mientras miraba a todas partes y apretando de la esquina el suéter que traía para la ocasión.

Kyou

Ignorando a los demás, Kyou se acercó a Misaki, sacando su celular y mostrando una foto de su última ilustración, la que le estaba causando más de una preocupación. El dibujo en cuestión mostraba una exquisita cocina, donde a lo mejor, The☆Kan tendría que iniciar una nueva aventura.

"Takahashi-kun," Llamó Kyou nuevamente la atención del muchacho. "Mira muy bien esta ilustración. No me gustaría adelantar parte de la historia, pero… Sabes que The☆Kan ahora iniciará una nueva aventura. ¿Qué te parece este nuevo escenario?"

Mentalmente se regañaba por mostrar los famosos ‘spoilers’ a su fan y ávido lector, pero es que en realidad necesitaba una palabra de aliento.

Su mano libre desesperadamente tiraba de su cabello mostrando la ansiedad que crecía dentro de él. Su respiración era rápida y corta, y su voz era baja, casi como un murmullo.

A Ishi y Kirishima obviamente no les gustó el gesto de Kyou, inmediatamente replicando que lo que hacía era una locura.

"¡Silencio!" Replicó en un tono alto, que hizo que los otros guardaran silencio, no queriendo llamar la atención de los fans que aun esperaban por él.

"Takahashi-kun, este evento depende de tu respuesta clara y honesta."

Misaki

El castaño miró un poco asustado a Ijuuin-sensei, intercalando miradas de interrogación con las personas que estaban reunidas en el lugar, especialmente Isaka-san, quien solo le dio su sonrisa escalofriante.

- Hum… - tartamudeó tomando vacilante el celular para verlo mejor, lo primero que noto fue una cocina, su vena fan inmediatamente salto al reconocer el estilo, inmediatamente se enfoco en los detalles, toda la información que podía intuir de solo observarlo.

Los brillos que salían al tener algo nuevo en sus manos inundaron el lugar, y la sonrisa estúpida empezó a formarse en su rostro.

- Es fantástico, ¿es del nuevo número? - pregunto con los ojos grandes y brillantes, llenos de ilusión.

Kyou

- Lo es, - Respondió, tratando de poner la mejor sonrisa, aunque sus ojeras no le ayudaban a hacer más dulce su expresión. - ¿Tú crees que este escenario es decente? Porque… - Luego pausó, y se levantó, mirando hacia fuera, viendo a los fanáticos impacientes y algunos molestos. - No quiero defraudar a nadie. Nunca. Y tu eres el vocero de todos ellos, Takahashi-kun.

Kyou volvió a sentarse, tomando el teléfono consigo y mirando a Misaki, sus manos juntas, refregándose la una contra la otra, mostrando su expectativa por la respuesta. - Yo no soy el mejor, pero trabajo por mis fans, por los asistentes, por el equipo de Marukawa… y por mí. Takahashi-kun. Una sola frase… Y soy todo tuyo, y de los fans. -

Misaki

El castaño no sabia que hacer, volvió a sentirse incomodo.

- Hum, yo creo que Ijuuin-sensei es genial, y realmente, realmente debería salir ahora, los fans amamos lo que hace, si no, no hubiéramos venido - dijo rascándose nerviosamente la mejilla, tratando de que sus mejillas no se sonrojen.

Kyou

- ¿Y tú, Takahashi-kun? - Kyou ahora miraba a Misaki al rostro, buscando sus ojos esmeralda. - Habla por ti, no por ellos. -

Por alguna razón, Kyou buscaba tener una respuesta parecida a la que Misaki le dio cuando se encontraron la primera vez. Para asegurarle al otro que tenía su atención, movió su desordenado cabello hacia un lado, revelando su expresión más cautivadora. - ¿A ti te gusta lo que hago? ¿Podría decir que encuentras a este mangaka digno de admiración o de amor?

Misaki

- ¿De que habla?, yo lo amo - exclamó moviendo sus manos agitadamente, tratando de hacer llegar su mensaje de una vez por todas - amo todo su trabajo y esfuerzo - cruzando sus manos, y montones de brillos inundaban el lugar, su fan interior mostrándose al mundo en toda su gloria.

Kyou

Su sonrisa se empezó a dibujar mientras Misaki le respondía, su preocupación era disipada por la confesión del joven fan y mientras él terminaba de hablar, se ponía de pie, mirando a su equipo de trabajo.

- Muchachos, no hay que hacer esperar a los fans. Y tu, Misaki, te has ganado el lugar más especial en mi corazón. Hace un tiempo, cuando había tocado fondo, me ayudaste. Y hoy lo has hecho una vez mas. Gracias a ti, podré interactuar con los fans. ¿Quieres acompañarme afuera o vas con el resto de asistentes? -

Misaki

Misaki estuvo feliz cuando Ijuuin-sensei parecía estar bien de nuevo, y un suspiro de alivio salio de sus labios.

- No se preocupe sensei, tengo que esperar junto con los otros fans - dijo calmado, tratando de mitigar su emoción, e ignorando una parte de su cerebro que le parecía extraña cierta información.

"Deben ser imaginaciones mías" dijo en su mente, asi que despidiéndose se incorporo de nuevo a la bola de fans que esperaban mas que ansiosos que el evento iniciase.

Kyou

- Está bien. - Kyou respondió con esa misma sonrisa decorando su rostro. - Pero por favor, espera a que termine el evento en el café maid que está a un par de cuadras de aquí. Podremos tomarnos algo juntos.

Sin dar una oportunidad a Misaki de replicar o protestar, se alejó de él, yendo hacia Kirishima.

- ¡Empecemos esto, Zen, ya hemos hecho esperar a la gente! - Pasando al lado de Yukina, Kyou hizo presencia en el stand, desatando la euforia colectiva de las fans. - Bienvenidos a todos, y me disculpo por mi demora. Quería asegurarme de que todo estaba bien para que este evento salga lo mejor posible. ¡Gracias por su asistencia! -

Todos los fan estaban extasiados, incluyendo al propietario de la librería Marimo, quien era un reconocido fan del manga, en especial de The☆Kan.

Misaki

El castaño se quedo un poco inquieto al gesto del sensei, pero trato de ignorarlo, aun cuando existía una pequeña punzada de algo en la parte trasera de su mente, lo dejo ir, cuando la fila se reanudo, y los fans empezaban a avanzar, su entusiasmo volvió, pero aun pensando en la petición de Ijuuin-sensei de ir al café maid después del evento, sería grosero rechazarlo, pero al mismo tiempo había esa sensación incomoda, realmente no sabía como actuar.

Su turno para recibir el autógrafo llegó, demasiado pronto en su opinión, pero su entusiasmo no disminuyo, ahora solo faltaba saber quien era el ganador de la figura de colección.

Kyou

La figura fue traída a la mesa por Ishi, dejada en frente de Kyou. El tomó la caja con cuidado y con un marcador, plantó su firma, con un dibujo rápido de The☆Kan y un “I love you”. Los fans se volvieron locos, y pidieron que el sorteo se hiciera tan rápido como fuera posible.

Una bolsa de tela fue puesta ahora en frente de él, que contenía todos los números de los participantes. Un pequeño sonido de redoblante anunciaba que el ganador se conocería pronto…

Kyou introdujo su mano en la bolsa y luego de revolver el contenido tomó un papel y lo trajo cerca de si.

- Ok… el ganador o ganadora de esta rifa especial de esta figura, y de un libro compilado de los mejores capítulos de la serie es… ¡El número 1648! -

misaki-takahashi-esp

Hablando de Fans

Había muchas cosas que amaba, una de esas cosas era The☆Kan, y le alegraba muchísimo poder vivir para verla, también había tenido la suerte de conseguir, con esfuerzo, coleccionables, y la más reciente, ir a la firma de autógrafos, aun con el acoso de Usagi-san, él se divirtió mucho, ya que a pesar de llevar a personas que no entendían que estaba pasando, fue con su cómplice, Tōdō, quien le comprendía en muchos sentidos.

Misaki

 Ahora estaba de nuevo juntando calcomanías, para ganarse una figura especial autografiada, no es que no tuviera elementos autografiados anteriormente, pero su fan interior no podía dejar de pasar esa oportunidad, estamos hablando de una figura especial The☆Kan, autografiada por Ijuuin-sensei, él no podía pedir más, para el gran descontento de Usagi-san.

Kyou

El lugar estaba lleno. Cientos de fanáticas (y unos cuantos fanáticos) estaban esperando en la librería Marimo el resultado de la rifa de la figura de edición especial de The☆Kan, y para que todo fuera real, a Ijuuin se le indicó que debía firmar la caja de la figura en frente de sus fans.

Sin embargo, el día anterior, se había quedado despierto para terminar el manuscrito de la siguiente edición… Su cabeza solo asentía a lo que fuera que los editores y el personal de ventas de Marukawa, mientras su mente pensaba en el desastre de la página doble del final del capítulo…

Los fans lo iban a odiar, y le abandonarían con su tonta figura de colección.

"Yo… no voy a salir."

Todo el personal de Marukawa y de Marimo frenó en seco. nadie esperaba que Ijjuin fuese a hacer algo así… a 10 minutos de iniciar el evento!

Misaki

Había conseguido ir a la firma de autógrafos, estaba tan emocionado, no solo para ver a Ijuuin-sensei en persona… de nuevo, sino porque iban a sortear esa figura, su vena fanática estaba excitada, esta vez puedo asistir sin su acosador personal, pero estaba seguro que pronto se aparecería de la nada para llevarlo a casa.

No se sentía intimidado a pesar de que la mayoría de las personas reunidas en la librería eran mujeres.

Su emoción creció mientras el tiempo se aproximaba.

Kyou

Diez minutos habían pasado, y el evento no empezaba. Las fans empezaron a murmurar, tratando de pensar en qué podría haber pasado, para retrasar el evento así. El personal de la librería salió a calmar las ansias de los asistentes. Detrás del stand principal, su editor Ishi, trataba sin éxito de hacerle entrar en razón, pero nadie daba con el chiste de por qué estaba tan perdido.

"Déjenme solo…! Igual, ya defraudaré a mis fanáticos con esas ilustraciones de baja calidad!"

Ishi seguía intentando hacerle entrar en razón, mientras alguien se escabullía hacia la multitud.

Y ese alguien sabía que Misaki podría estar hoy en el evento. Tanto por que se aseguró de encontrar su nombre en el listado de participantes de la rifa.

Una mano salió de “la nada”, agarrando a Misaki, y llevándolo detrás del stand.

"Chibi-tan!"

Misaki

Cuando la hora de inicio había pasado, Misaki empezó a preocuparse, después de todo estaba al tanto de las etapas depresivas de Ijuuin-sensei, viendo como otros fans estaban viendo a todos lados confundidos y murmurando entre.

- ¿Qué habrá pasado? - susurró una pregunta, viendo como los trabajadores trataban de tranquilizar el ambiente, sin embargo, no puedo completar sus pensamientos, cuando alguien le agarro del brazo y lo arrastro consigo.

- ¡Chibi-tan! - dijo alguien muy entusiasta, y él conocía bastante bien, casi quiso gemir por su suerte.

- Hola - murmuró con una sonrisa forzada, percatándose que Isaka-san no era él único en la habitación.

Kyou

Rápidamente Isaka señaló hacia la mesa donde estaba Kyou, sentado junto a Kirishima, Ishi y Yukina de Marimo. - Necesitamos tu ayuda nuevamente, como hace algún tiempo. ¡Ve! -

Y sin ninguna seña de duda lanzó a Misaki hacia la esquina donde la mesa estaba.

Kyou se puso de pie, manos encogidas en puños, muy cerca de insultarlos a todos. Su depresión estaba a tope, y lo único que quería hacer era salir de ahi, pero, la presencia de alguien nuevo hizo que su ira tomara una pausa, mas que todo por la sorpresa. Era una figura que él ya había reconocido en unas cuantas oportunidades…

Era quien le había ayudado en su bloqueo pasado…

Y ahora aparecía casi que como un ángel en el momento preciso.

"Tu… T— Takahashi-kun…?"

Misaki

Fue aventado de manera ruda hacia una mesa, donde se encontraba su mangaka favorito, quien parecía ser engullido por oleadas de depresión, él tartamudeo cuando le diviso.

- Ijuuin-sensei - saludo de manera nerviosa, mientras miraba a todas partes y apretando de la esquina el suéter que traía para la ocasión.

Kyou

Ignorando a los demás, Kyou se acercó a Misaki, sacando su celular y mostrando una foto de su última ilustración, la que le estaba causando más de una preocupación. El dibujo en cuestión mostraba una exquisita cocina, donde a lo mejor, The☆Kan tendría que iniciar una nueva aventura.

"Takahashi-kun," Llamó Kyou nuevamente la atención del muchacho. "Mira muy bien esta ilustración. No me gustaría adelantar parte de la historia, pero… Sabes que The☆Kan ahora iniciará una nueva aventura. ¿Qué te parece este nuevo escenario?"

Mentalmente se regañaba por mostrar los famosos ‘spoilers’ a su fan y ávido lector, pero es que en realidad necesitaba una palabra de aliento.

Su mano libre desesperadamente tiraba de su cabello mostrando la ansiedad que crecía dentro de él. Su respiración era rápida y corta, y su voz era baja, casi como un murmullo.

A Ishi y Kirishima obviamente no les gustó el gesto de Kyou, inmediatamente replicando que lo que hacía era una locura.

"¡Silencio!" Replicó en un tono alto, que hizo que los otros guardaran silencio, no queriendo llamar la atención de los fans que aun esperaban por él.

"Takahashi-kun, este evento depende de tu respuesta clara y honesta."

Misaki

El castaño miró un poco asustado a Ijuuin-sensei, intercalando miradas de interrogación con las personas que estaban reunidas en el lugar, especialmente Isaka-san, quien solo le dio su sonrisa escalofriante.

- Hum… - tartamudeó tomando vacilante el celular para verlo mejor, lo primero que noto fue una cocina, su vena fan inmediatamente salto al reconocer el estilo, inmediatamente se enfoco en los detalles, toda la información que podía intuir de solo observarlo.

Los brillos que salían al tener algo nuevo en sus manos inundaron el lugar, y la sonrisa estúpida empezó a formarse en su rostro.

- Es fantástico, ¿es del nuevo número? - pregunto con los ojos grandes y brillantes, llenos de ilusión.

Kyou

- Lo es, - Respondió, tratando de poner la mejor sonrisa, aunque sus ojeras no le ayudaban a hacer más dulce su expresión. - ¿Tú crees que este escenario es decente? Porque… - Luego pausó, y se levantó, mirando hacia fuera, viendo a los fanáticos impacientes y algunos molestos. - No quiero defraudar a nadie. Nunca. Y tu eres el vocero de todos ellos, Takahashi-kun.

Kyou volvió a sentarse, tomando el teléfono consigo y mirando a Misaki, sus manos juntas, refregándose la una contra la otra, mostrando su expectativa por la respuesta. - Yo no soy el mejor, pero trabajo por mis fans, por los asistentes, por el equipo de Marukawa… y por mí. Takahashi-kun. Una sola frase… Y soy todo tuyo, y de los fans. -

Misaki

El castaño no sabia que hacer, volvió a sentirse incomodo.

- Hum, yo creo que Ijuuin-sensei es genial, y realmente, realmente debería salir ahora, los fans amamos lo que hace, si no, no hubiéramos venido - dijo rascándose nerviosamente la mejilla, tratando de que sus mejillas no se sonrojen.

Kyou

- ¿Y tú, Takahashi-kun? - Kyou ahora miraba a Misaki al rostro, buscando sus ojos esmeralda. - Habla por ti, no por ellos. -

Por alguna razón, Kyou buscaba tener una respuesta parecida a la que Misaki le dio cuando se encontraron la primera vez. Para asegurarle al otro que tenía su atención, movió su desordenado cabello hacia un lado, revelando su expresión más cautivadora. - ¿A ti te gusta lo que hago? ¿Podría decir que encuentras a este mangaka digno de admiración o de amor?

Misaki

- ¿De que habla?, yo lo amo - exclamó moviendo sus manos agitadamente, tratando de hacer llegar su mensaje de una vez por todas - amo todo su trabajo y esfuerzo - cruzando sus manos, y montones de brillos inundaban el lugar, su fan interior mostrándose al mundo en toda su gloria.

Kyou

Su sonrisa se empezó a dibujar mientras Misaki le respondía, su preocupación era disipada por la confesión del joven fan y mientras él terminaba de hablar, se ponía de pie, mirando a su equipo de trabajo.

- Muchachos, no hay que hacer esperar a los fans. Y tu, Misaki, te has ganado el lugar más especial en mi corazón. Hace un tiempo, cuando había tocado fondo, me ayudaste. Y hoy lo has hecho una vez mas. Gracias a ti, podré interactuar con los fans. ¿Quieres acompañarme afuera o vas con el resto de asistentes? -

Misaki

Misaki estuvo feliz cuando Ijuuin-sensei parecía estar bien de nuevo, y un suspiro de alivio salio de sus labios.

- No se preocupe sensei, tengo que esperar junto con los otros fans - dijo calmado, tratando de mitigar su emoción, e ignorando una parte de su cerebro que le parecía extraña cierta información.

"Deben ser imaginaciones mías" dijo en su mente, asi que despidiéndose se incorporo de nuevo a la bola de fans que esperaban mas que ansiosos que el evento iniciase.

Kyou

- Está bien. - Kyou respondió con esa misma sonrisa decorando su rostro. - Pero por favor, espera a que termine el evento en el café maid que está a un par de cuadras de aquí. Podremos tomarnos algo juntos.

Sin dar una oportunidad a Misaki de replicar o protestar, se alejó de él, yendo hacia Kirishima.

- ¡Empecemos esto, Zen, ya hemos hecho esperar a la gente! - Pasando al lado de Yukina, Kyou hizo presencia en el stand, desatando la euforia colectiva de las fans. - Bienvenidos a todos, y me disculpo por mi demora. Quería asegurarme de que todo estaba bien para que este evento salga lo mejor posible. ¡Gracias por su asistencia! -

Todos los fan estaban extasiados, incluyendo al propietario de la librería Marimo, quien era un reconocido fan del manga, en especial de The☆Kan.